CRISIS DE SEMICONDUCTORES

España se encuentra en un momento de ‘make or break’ para su reindustrialización

La deslocalización de la producción de los países europeos al Sudeste asiático de las últimas décadas ha provocado, entre otras cosas, la falta de respuesta ante la crisis de los semiconductores y las cadenas logísticas con impactos de diversa índole en los distintos sectores. Los fondos Next Generation constituyen una oportunidad para la necesaria reindustrialización de Europa situando a países como España en un momento de ‘make o break’, en palabras de Sebastián Marchante, general manager de Beiersdorf, dado que un modelo económico basado en los servicios no es sostenible.

La primera voz de alarma tuvo lugar en la automoción (ver reportaje industry TALKS) y posteriormente fue saltando a otras actividades productivas, tal y como explica César Franco (ver iCriteria), decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid durante una jornada organizada por MadridNetwork y Madrid Foro Empresarial en la sede de Auren Consultores.

Expertos invitados al encuentro, moderado por Gema Sanz, responsable de Desarrollo de Negocio de MadridNetwork, defendieron de forma consensuada la necesidad de la reindustrialización de Europa y de nuestro país en particular, destacando que España cuenta con la gran oportunidad de los fondos europeos pero “hay que hablar de los objetivos de contar con una industria competitiva”, esto es, utilizar dichos fondos para invertir en mejorar procesos y automatización, considera Sebastián Marchante. Con todo, “tengo dudas de que el debate social se esté llevando en este sentido”, manifestó.

En ese mismo sentido, César Franco indició en sus intervenciones en que la “reindustralización no sólo es que se puede es que se debe” y “estamos muy lejos de los objetivos del 20% de peso de la industria en la economía”. Asimismo, recordó que “no se trata de utilizar los fondos como subvenciones. Las ayudas son para las inversiones necesarias que permitan mejorar la productividad y poder competir cuando se eliminen las restricciones”.

Javier Quesada, director comercial y de Desarrollo de Negocio de Teknia Group (próximamente en iTALKS) recordó cómo el último trimestre de 2021 fue más complejo que el confinamiento por el ritmo del desabastecimiento. Incidió en que “fabricar localmente es más beneficioso en rapidez” pero también “hay que tener en cuenta al consumidor”, un cliente exigente también en materia de medio ambiente y por lo que está dispuesto a pagar más. Igualmente, considera apropiado en los productos “poner valor de dónde vienen los componentes, de qué países”, de manera que el consumidor tenga conciencia de la producción nacional.

Por su parte, Javier Yañez, socio consultor Auren Consultores, reafirmó la idea de que los fondos europeos han de ser aprovechados para la reindustralización, “la Comisión Europea debe lanzar una pica en este sentido y no depender tanto de mercados exteriores”. Tal es así que “dependemos de más del 60% del mercado asiático” en materia de semiconductores, recordó Yañez.

Desde el área de consultoría, en Auren se trabaja en establecer protocolos para afrontar las diferentes contingencias y obtener diversas líneas de suministros. César Franco recordó que parte de la solución, concretamente en el ámbito de sermiconductores (ver noticia industry TALKS) es contar con nuevas fábricas “pero no es fácil, ni rápido”, ya que se estima que las primeras instalaciones estén disponibles a finales de 2022.

Eduardo Sánchez, coordinador de la Mesa de Industria de Madrid Foro Empresarial (ver iTALKS), concluyó el encuentro repasando las estadísticas del peso industrial europeo y comparando con las acciones efectuadas por otras grandes potencias: “Dentro de los grandes líderes tanto tecnológicos como industriales, no están aquí. Cuando se analiza lo que ha hecho Estados Unidos, por ejemplo, con su política energética en cuanto al fracking, nos damos cuenta que en Europa hemos ido por una vía distinta”, asimismo “China en África y en Latinoamérica está haciendo inversiones multimillonarias” para asegurarse materias primas. Según Sánchez, “la pregunta que todos nos hacemos es, ¿qué está haciendo Europa en este contexto?”.

Eduardo Sánchez recordó que Europa ha puesto “mucho dinero encima de la mesa”, pero hay que plantearse la estrategia a medio y largo plazo: “¿Quiero convertirme en un continente industrial o de servicios y que atraiga probablemente mucho turismo y mucho dinero, pero no inversión en industria?”, puesto que “cuando ponemos un euro en un proceso industrial dura muchísimos años, el dinero que inviertes en servicios mañana puede desaparecer”. Por ello, “hay un mensaje para el entorno político tanto en España como en Europa, pensemos rápidamente qué queremos ser”.

Por último, Sánchez instó a reflexionar en que la oportunidad de los fondos europeos no se quede sólo para las grandes corporaciones en España, “debemos de trabajar con las pymes para asegurarnos de que dichos fondos les ayuden a desarrollarse tecnológicamente, automaticen los procesos y, como corolario, el factor humano no sea el crítico a la hora la competitividad”. Así las cosas, “la industria tiene que estar en el centro del debate”.

Total
1
Shares
NOTICIA ANTERIOR

AIN, primera entidad navarra en conseguir la homologación Python Institute

NOTICIA SIGUIENTE

SERNAUTO lanza un nuevo Plan de Promoción Internacional para proveedores de automoción

NOTICIAS RELACIONADAS