INDUSTRIA DEL ACERO

Sidenor anuncia la parada de 20 días en Basauri hasta diciembre ante el “desorbitado precio de la electricidad”

La empresa Sidenor ha anunciado su decisión de parar la producción en su planta de Basauri durante un periodo de 20 días desde ayer lunes 11 de octubre y hasta el 31 de diciembre, es decir, el 30% de las jornadas productivas. La medida fue adoptada por el "desorbitado" precio de la electricidad, cuya escalada, indicaron desde la dirección, ha elevado el coste eléctrico en Sidenor en un 300% respecto al del año pasado.


En un comunicado, la siderurgia informó de que “se ha visto obligada a parar su actividad ante el desorbitado precio de la electricidad, que ha incrementado un 25% los costes de la empresa, que paga actualmente 260 euros por MWh, cuando el año pasado apenas pagaba 60 euros por MWh, un 300% más”.

Ese incremento del coste eléctrico supone, en palabras de los directivos de de la compañía, unos 200 euros más por tonelada, es decir, un aumento de los costes de la empresa de más del 25%. Dicho impacto en los costes “provoca pérdidas y hace imposible mantener el ritmo actual de producción”, añadía el comunicado. Ante estos costes, y “con carácter urgente”, la dirección tomó una decisión drástica que provocó reacciones inmediatas en los sindicatos y el Gobierno vasco.

Con esta decisión ya comunicada al comité de empresa, Sidenor intenta “limitar el tremendo impacto del elevado coste de la electricidad en su actividad”. Sin embargo, “esta parada no soluciona el problema de fondo, y otras medidas serán necesarias de persistir el actual panorama de descontrol en los precios eléctricos”, precisó la siderurgia. La parada afecta directamente y de forma inmediata a la planta principal de Basauri, pero lo hará también “de forma progresiva” al resto de plantas, adelantaron desde la dirección de la empresa.

Tras conocerse el anuncio de Sidenor, el sindicato vasco ELA hizo un comunicado en el que consideró que la dirección de la empresa «no ha justificado las razones de la parada de la actividad». La central explicó que en la reunión en la que se trasladó la parada de actividad de 20 días al comité, la parte sindical quiso profundizar en las razones de esta decisión, «solicitando información tanto de los pedidos en cartera, como de sus costes y así como conocer el impacto del aumento de la electricidad. Se solicitó también información detallada del contrato de la empresa con las compañias eléctricas». Pero «no se ha recibido respuesta alguna salvo la mención genérica al aumento del precio de la electricidad», añadió el sindicato.

Otro sindicato vasco, LAB, mostró su «sorpresa» por el anuncio de Sidenor y expresó su deseo de que no se trate de una «estrategia» de la empresa de usar a la plantilla para presionar a las eléctricas o al Gobierno español en relación con el precio de la energía.

En declaraciones a la agencia Europa Press, fuentes de LAB explicaron que, en principio, la idea es hacer una parada escalonada y se van utilizar los días de flexibilidad que la plantilla tiene acordados en convenio para «ir viendo cómo se desarrollan los acontecimientos», para añadir que la semana que viene se parará el martes, miércoles y jueves, y desconocen las siguientes semanas cómo se parará, al no disponer de un calendario establecido.

El convenio en Sidenor recoge nueve días de disponibilidad en los que la empresa puede mandar descansar o trabajar a la plantilla en función de sus necesidades. «En principio, van a utilizar esa bolsa, con lo cual, si nos hacen descansar nueve días, los tendríamos que retomar el año que viene», han apuntado desde LAB, para añadir que desconocen cómo se gestionarán hasta los 20 días de parada.

Por su parte, el Gobierno Vasco afirmó que su “preocupación” por la incidencia del incremento “sin medida” del precio de la energía en la recuperación económica se ha visto “acrecentada” por el anuncio de Sidenor. El Ejecutivo de Vitoria ultima una propuesta de medidas que trasladará al Gobierno de España y a la Comisión Europea, y que compartirá con los sectores industriales en una reunión el próximo viernes.

Responsables del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno vasco mantuvieron numerosas reuniones y conversaciones con sectores y empresas afectadas, por lo que era “conocedor y consciente de que la amenaza del precio de la luz planeaba, pudiendo provocar medidas de impacto en la actividad industrial”.

“Si el coste de la energía ya venía lastrando competitividad a la industria, el incremento producido durante las últimas semanas podría condicionar seriamente el ritmo de la recuperación económica en Euskadi, teniendo en cuenta que disponemos de una industria intensiva”, advirtieron desde la Consejería que dirige Arantxa Tapia.

El Ejecutivo vasco apuntaron que esta afección es consecuencia de un contexto internacional en el que existen razones geopolíticas, por una parte, y de reglas de funcionamiento europeo, por otra, pero “también existen motivos técnicos asociados a la composición de la factura de la luz, en la que el Gobierno de España puede actuar de forma más contundente en estas circunstancias que pueden llegar a ser aún más extremas en pleno invierno”.



Total
0
Shares
Noticia Anterior

El Gobierno aprueba 522 millones de euros para ayudas a proyectos de investigación y contratos predoctorales

Noticia Siguiente

Dos firmas andaluzas, en el ‘top 100’ de startups que competirán en la Copa Mundial del Emprendimiento

Noticias Relacionadas