CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno aprueba 522 millones de euros para ayudas a proyectos de investigación y contratos predoctorales

En el Consejo de Ministros de ayer 11 de octubre el Gobierno aprobó la concesión de 522 millones de euros para la principal convocatoria de proyectos de investigación y para cerca de 1.100 contratos predoctorales. La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, concretó en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo que la Agencia Estatal de Investigación (AEI) destinará “412 millones de euros” para el conjunto de ayudas más importante para el fomento de la investigación científica y técnica en nuestro país.

Sobre las ayudas para contratos predoctorales, la ministra explicó que la AEI destinará 110 millones de euros “para la contratación de jóvenes investigadores”, que podrán “realizar la tesis doctoral en grupos solventes de universidades, organismos de investigación públicos o privados sin ánimo de lucro, y acceder a más opciones de movilidad internacional y de movilidad dentro del sector público y del privado”. El objetivo de esta convocatoria es financiar e incentivar la formación y especialización de las personas que están preparando la tesis doctoral y quieren dedicarse a la investigación, impulsando su inserción laboral.

Morant recordó que con la pandemia y “la anhelada vacuna, el mundo entero ha aprendido dos lecciones de oro: la ciencia salva vidas y solo el conocimiento puede guiar las mejores decisiones en cualquier ámbito”. Por eso, subrayó, el Gobierno ha “destinado el mayor presupuesto en ciencia e innovación de la historia de nuestro país: 3.843 millones de euros en 2022. Esto supone duplicar los recursos de nuestro Ministerio con respecto a los de 2020”. 

Esta convocatoria promueve que la comunidad científica española pueda abordar proyectos de investigación científica y técnica de alta calidad, novedad y relevancia que contribuyan al progreso del conocimiento, así como a la resolución de problemas de la sociedad y al crecimiento de la economía. Asimismo, permiten la incorporación de contratados predoctorales en formación para la realización de su tesis doctoral en los grupos y centros de investigación más reconocidos. 

La ministra Morant explicó que, con estas ayudas, “por segundo año consecutivo, la comunidad científica vuelve a contar con una potente vía de financiación para generar conocimiento y soluciones específicas que mejoren la vida de las personas, la economía del país y resuelvan los retos urgentes de la próxima década”.

Las ayudas de esta convocatoria financiarán, por un lado, proyectos de investigación no orientada, que están motivados por la curiosidad científica y tienen como objetivo primordial avanzar en el conocimiento, independientemente del horizonte temporal y su ámbito de aplicación. La ministra ha subrayado que esta investigación básica es “vital”, es “la ciencia que necesitamos para gestionar la incertidumbre”.

Por otro lado, financiará también proyectos de investigación orientada, que tienen como finalidad la resolución de problemas concretos y vinculados a las prioridades temáticas asociadas a los desafíos mundiales y competitividad industrial de la sociedad. Es decir, señaló la ministra, aportarán soluciones concretas para “los desafíos sociales, medioambientales y económicos de nuestro país, que ha de caminar hacia un futuro más verde, igualitario, digital y cohesionado”. 

Los proyectos tendrán una duración de tres o cuatro años, y excepcionalmente de dos, y se podrán realizar de forma individual o coordinada a fin de fomentar la creación de esquemas de cooperación científica más potentes, de modo que permitan alcanzar objetivos que difícilmente podrían plantearse en un contexto de ejecución más restringido. Los proyectos serán desarrollados por equipos de investigación, bajo la dirección de uno o varios investigadores principales. El presupuesto se destinará a gastos de personal, equipamiento y fungible, gastos de viajes, publicaciones científicas, patentes y otros gastos directamente relacionados con el proyecto.

Esta convocatoria se enmarca en el Programa Estatal para impulsar la Investigación Científico-Técnica y su Transferencia, del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación 2021-2023.

Estas ayudas, que constituyen la principal convocatoria para investigadores predoctorales, están asociadas a un proyecto de investigación y se enmarcan en el Programa Estatal de Promoción del Talento y su Empleabilidad. Las ayudas son por cuatro años y permiten a los investigadores predoctorales realizar sus tesis doctorales en proyectos de investigación de grupos con solvencia científica y académica pertenecientes a universidades, organismos públicos de investigación y otros centros de investigación y, con carácter singular, en centros de excelencia Severo Ochoa y unidades María de Maeztu, y en centros públicos de I+D+I de investigación agraria y alimentaria dependientes de las Comunidades Autónomas, participantes en la Comisión Coordinadora de Investigación Agraria INIA-CCAA.

La ayuda anual para cada uno de los contratos predoctorales será de 21.100 euros para cada una de las dos primeras anualidades, 22.300 para la tercera anualidad y 27.900 para la cuarta anualidad. Estas ayudas financian los salarios y los gastos de seguridad social de las contrataciones, así como los gastos de estancias en otros centros de I+D y la matrícula en las enseñanzas de doctorado.

La ministra Morant recodó que desde la llegada del “Gobierno de Pedro Sánchez hasta hoy, hemos subido casi un 12% el salario de estos investigadores predoctorales, gracias a la aprobación del Estatuto del Personal Investigador Predoctoral en Formación” en 2019. 

Esta convocatoria también contempla ayudas adicionales de 6.860 euros por cada investigador contratado, que se podrá destinar a financiar estancias que realicen en centros de I+D diferentes a los que estén adscritos con el fin de que puedan realizar actividades para mejorar su formación e impulsar el desarrollo de su tesis, así como completar y afianzar la formación investigadora adquirida. También se pueden financiar los gastos de matrícula derivados de las enseñanzas de doctorado –tutela académica y créditos formativos-, en una universidad española, pública o privada, del investigador contratado correspondientes a los cursos en los que esté matriculado durante la vigencia de la ayuda para la contratación en la etapa predoctoral.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

Entrevista: Tomás Iriondo, GAIA: “Es menos importante la tecnología que el proceso de su aplicación”

Noticia Siguiente

Sidenor anuncia la parada de 20 días en Basauri hasta diciembre ante el “desorbitado precio de la electricidad”

Noticias Relacionadas