INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

SENER lidera el proyecto europeo Aurora para desarrollar software de vuelo autocodificado

La compañía SENER Aeroespacial lidera el proyecto Aurora, financiado por la Unión Europea a través de su programa H2020 en Espacio, y donde también participa la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), para desarrollar software de vuelo autocodificado.

El objetivo final es favorecer la competitividad, la no dependencia y la innovación en el sector espacial europeo e impulsar sus avances tecnológicos.

El proyecto Aurora proporciona un conjunto o suite de herramientas europeas para el desarrollo y validación de software de vuelo autocodificado optimizando la interoperabilidad y el intercambio de la información en la plataforma. La simplificación del proceso redunda en una mayor fiabilidad de la solución, unos tiempos sensiblemente más cortos en la programación del software y un ahorro en los costes de producción.

El software de vuelo autocodificado tendría aplicación tanto en misiones científicas como en misiones comerciales, incluido el mercado de telecomunicaciones y el llamado NewSpace, la industria espacial privada emergente vinculada a los vuelos espaciales.

SENER Aeroespacial aplica en Aurora su experiencia en programas de guiado, navegación y control, especialmente los llamados sistemas de control de actitud y órbita (AOCS) que ha desarrollado con éxito para satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA) como Euclid, Herschel & Plack o NAVIGA, entre otros. En Aurora participan, además de las dos entidades españolas, otras dos empresas europeas, una checa y otra polaca.

El código de programación de un sistema AOCS se genera aplicando ingeniería basada en modelos (MBSE) que simulan los diferentes escenarios, condiciones y posibles errores, y produce diferentes programas del sistema. La fase siguiente es trasladar estos modelos a código fuente, específico para cada vehículo espacial, para crear el software de guiado, navegación y control (GNC). A día de hoy, este proceso necesita una exhaustiva verificación y llevar a cabo múltiples pruebas manuales, lo que supone un alto coste.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

AENOR recuerda el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Noticia Siguiente

Ramón Galcerán, Grant Thornton: “Las pymes tienen el reto de aprovechar su tamaño y transformarlo en oportunidades”

Noticias Relacionadas