PRIMER SEMESTRE

FEDEME alerta de las dificultades de aprovisionamiento y aumento de costes en el sector del metal

La Federación de Empresarios del Metal -FEDEME- señala, entre los principales riesgos que afectan de manera común a las empresas del Metal y de forma transversal a los distintos subsectores, a las dificultades de aprovisionamiento originadas en el caso de la industria de la automoción por la crisis de los semiconductores así como al considerable aumento de los precios de las materias primas (acero, aluminio, cobre, bronce) y de los costes de la energía, unido a la elevada carga impositiva, trabas burocráticas y exceso normativo, argumenta en un comunicado.

Por sectores, los talleres de reparación de automóviles aseguran no haber recuperado aún la actividad ni las cifras “prepandemia”. “Es cierto que con la llegada del verano se ha producido un ligero repunte de la carga de trabajo de nuestros negocios, ligado a las habituales puestas a punto y deseamos confiar en que esta buena racha continúe hasta final de año y salvar este 2021”, señala el presidente de la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles de Sevilla, Francisco J. Sánchez Ojeda.

En relación a los concesionarios, no son momentos fáciles para este sector que encadena meses de caídas de ventas (desplome del 34% de las matriculaciones en el acumulado del año, respecto del mismo periodo de hace dos años), continúa FEDEME en su comunicado. Una situación que arrastra, incluso, antes de la pandemia y que es fruto del complejo proceso de transición al que se enfrenta y a la incertidumbre que siente el comprador sobre el futuro de las diferentes tecnologías. En cualquier caso, el sector confía en que la reducción temporal del impuesto de matriculación sea un estímulo de las ventas de aquí a final de año.

Por su parte, concesionarios de maquinaria agrícola consideran que “desde el peor momento de abril de 2020, el sector se está recuperando progresivamente, dada la importancia del sector agrícola y ganadero en esta crisis, el cual ha puesto en valor más que nunca la importancia de su labor”, apunta la presidenta de la Asociación Regional de Empresarios de Comercio de Maquinaria Agrícola, Mª Rosa González Jiménez.

En lo que se refiere a los instaladores de calefacción, climatización, fontanería, gas y afines, el presidente de la patronal del sector en Sevilla, Raúl de la Peña, señala que principalmente los instaladores de fontanería y climatización atraviesan una buena racha de trabajo, aunque con bastante recelo ante la sensación de una posible crisis de liquidez de las empresas contratistas que arruinaría de nuevo al sector.

FEDEME recuerda también la situación de los recambistas. Según explica Manuel Jiménez Maña, de Recambios Jiménez Maña: “Nuestro sector ha reaccionado bien. Los resultados del primer semestre reflejan la recuperación de cifras prepandemia. En líneas generales a nivel nacional se han superado cifras de 2019, con un crecimiento del 2%”. “En Andalucía estamos viviendo un momento de cierta hiperactividad en la distribución y es cierto que la recuperación aquí no lleva el mismo ritmo que en otras regiones”.

El sector de las estaciones de servicio ha sido uno de los duramente golpeados desde que se desatara la crisis de la COVID-19. Al enorme perjuicio ocasionado sobre la cuenta de resultados de estos negocios por las restricciones a la movilidad impuestas durante el Estado de Alarma, hay que unir el complejo proceso de transformación al que se enfrentan como consecuencia de los nuevos modelos de movilidad y las diferentes tecnologías que irrumpen en el mercado.

El descalabro aeronáutico

La caída de la movilidad originada por la pandemia ha provocado un gran descalabro en la industria aeronáutica y por ende en todas sus empresas auxiliares, explican en la Federación. En este sentido, Antonio Ramírez, vicepresidente de FEDEME y CEO de las compañías Inespasa y UMI Aeronáutica, señala que “el primer semestre de este año 2021, en cuanto a cifras se refiere, está siendo más negativo que el mismo periodo de 2020 puesto que no se cuenta ni con el primer trimestre de 2020 ni con la inercia que se tenía entonces, aun habiendo comenzado entonces la pandemia en la que seguimos inmersos”.

“La previsión es que el cierre de cifras para este año 2021 sea aún peor de lo fue para el año 2020 en nuestro sector, pero bien es cierto que gracias a las nuevas previsiones recientemente publicadas de los programas de pasillo único en los distintos fabricantes y a que los programas militares mantienen sus compromisos, se prevé que el segundo semestre sea algo mejor que este pasado y permita maquillar la situación actual”.

Sumidos aún en la gran incertidumbre generada por la crisis desatada por pandemia, los representantes del subsector de elevación inciden en la gran inseguridad que existe en el sector en lo relativo a la evolución de los precios. En este sentido, Antonio García de Alvear, de MP Ascensores y miembro de la Ejecutiva de FEDEME, señala que “nos falta visibilidad sobre cuál puede ser el escenario en los próximos meses y año 2022. Tememos que pueda haber roturas de stock”.

En la actualidad, el sector de carroceros se está viendo perjudicado por las demoras en los plazos de trabajo de las estaciones ITV para las reformas de vehículos industriales y comerciales, retrasos que repercuten muy significativamente en la competitividad de estas empresas y en la de los propietarios de estos vehículos.

En cuanto a la minería, al igual que ocurre en el resto de los sectores del Metal, vive momentos de transformación. Un exponente lo representa el nuevo proyecto de refinería polimetalúrgica de Cobre Las Cruces, que supondrá una innovación industrial única a nivel europeo y mundial y situará a Andalucía como una región de referencia para el suministro de metales estratégicos para avanzar el gran reto europeo de la transición energética.
Este proyecto, denominado PMR (Polymetallurgical Refinery), prevé un periodo de actividad de al menos 14 años, tal y como informan desde la mina sevillana y supondrá una inversión directa superior a los 500 millones y otra adicional de 177 millones para la construcción de instalaciones de energías renovables dirigidas al autoconsumo, ya que alimentarán de energía limpia esta nueva línea industrial.

Total
1
Shares
Noticia Anterior

17 organizaciones constituyen el Centro Vasco de Inteligencia Artificial (BAIC)

Noticia Siguiente

UGT urge articular un Plan de choque contra la siniestralidad laboral, liderada por la industria manufacturara en 2020

Noticias Relacionadas