INTERNACIONALIZACIÓN

Braimex cierra un acuerdo para distribuir en EEUU sus máquinas expendedoras de comida caliente

La empresa catalana Braimex ha cerrado un acuerdo con un distribuidor estadounidense para introducir en EEUU sus máquinas de autoservicio de comida caliente. De la mano de un partner local, la empresa distribuirá sus productos en los estados de Maine, New Hampshire, Vermont, Massachusetts, Rhode Island y Connecticut, todos ellos situados en la región de Nueva Inglaterra.

Con la entrada en el mercado estadounidense, la empresa prevé aumentar hasta un 18% su facturación respecto al año anterior. Actualmente, entre un 35% y un 40% de la actividad de la empresa se dedica a la exportación y con este acuerdo incrementará hasta un 10%. Una vez que la distribución se haya consolidado en la zona de Nueva Inglaterra, Braimex también quiere abrir mercado en Virginia, California y Nueva York.

Para cerrar este acuerdo, Braimex ha contado con el apoyo de ACCIÓ -la agencia para la competitividad de la empresa del Departamento de Empresa y Trabajo de la Generalitat de Cataluña- a través de la Oficina Exterior de Comercio e Inversiones en Miami. La empresa ha cerrado el acuerdo de manera virtual a consecuencia de la pandemia derivada de la COVID-19, que les ha impedido viajar.

Las máquinas expendedoras se sitúan en lugares de paso concurridos, principalmente restaurantes u otros establecimientos hosteleros, pero también se pueden ubicar en aeropuertos, universidades, estaciones de trenes o autobuses, entre otros. Por el tipo de producto es necesario que las máquinas se sitúen junto a una cocina para ir proveyendo lo que se va consumiendo. Las máquinas ofrecen varios tipos de comida caliente como hamburguesas, pizzas o croquetas pero también comida tradicional del país, como burritos en México.

Para el CEO de la empresa, Jochem Brandenbarg, “la entrada en el mercado norteamericano ha significado un impulso muy grande que nos consolida como empresa”. Brandenbarg, de origen holandés pero establecido en Cataluña desde hace veinte años, afirmó que “este tipo de máquinas son muy comunes en Holanda donde su uso está consolidado desde hace muchos años”. El CEO añadió que “es una buena alternativa para la gente que tiene prisa porque no hay esperas y el sistema de pago es automático”.

El CEO matizó que “con Braimex introducimos un nuevo concepto en el mundo de la restauración, el de restaurante automático. No somos establecimientos de comida rápida ni tampoco máquinas de vending que se pueden ubicar en cualquier lugar, nosotros tenemos que tener una cocina y cocineros que trabajen para ir cargando constantemente los productos que se vayan consumiendo”.

La empresa, de 5 trabajadores, tiene su sede comercial en Badalona y la parte de fabricación electrónica se hace desde Sant Boi de Llobregat. Actualmente, la fabricación y producción de las máquinas se hace en Dinamarca pero el CEO espera “en un futuro no muy lejano trasladarla a Cataluña”. Actualmente la empresa está presente en varios países del mundo como Inglaterra, Austria, Alemania, Países Bajos o México, entre otros.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

ANFAC y Faconauto proponen desplegar 340.000 puntos de recarga de acceso público para 2030

Noticia Siguiente

UGT considera que los fondos europeos destinados a la digitalización deben vincularse al empleo

Noticias Relacionadas