AGILIDAD Y RIGOR

AENOR certifica a más de 100 fabricantes de mascarillas del tipo FFP

Redacción
Desde mayo de 2020 la Asociación Española de Normalización (AENOR) está capacitada para la certificación de mascarillas y otros equipos de protección individual (EPI) incluidos en el Reglamento Europeo UE 2016/425, lo que supuso la concesión, a más de 100 empresas, de los certificados de los Módulos B y D de la citada normativa comunitaria.

Eso ha exigido la evaluación de más de 280 expedientes que han culminado con la emisión del mismo número de Certificados UE de Tipo a esas empresas. Un proceso complejo que, en un contexto como el actual, ha exigido a partes iguales agilidad y rigor en el trabajo realizado, y con una gran cantidad de documentación a evaluar en el proceso previo a la certificación.

Las mascarillas FFP1, FFP2 y FFP3 que disponen de certificados emitidos por AENOR, cuyo código de identificación es el 0099, y que llegan al mercado y a los usuarios, son productos conformes y seguros, que cumplen con las exigencias del mencionado Reglamento que modifica la Directiva 89/686/CEE.

AENOR, desde el momento en que la extensión del COVID-19 pasó a considerarse pandemia, ha trabajado para dar respuesta, por todos los medios posibles, a las demandas de la sociedad y las empresas; por un lado, poniendo a disposición la certificación de Protocolos frente al COVID-19 y, por otro, dando acceso de manera gratuita a las normas relacionadas con la producción de material esencial en la lucha contra el COVID-19 de la Asociación española de normalización, UNE.

Para hacer posibles las certificaciones, AENOR puso en marcha los procesos necesarios para dar servicio y disponer de los procedimientos y del personal cualificado necesarios, así como acelerar los procesos de acreditación con la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), contar con la autorización de la Comunidad de Madrid y, por último, conseguir la Notificación del Ministerio de Industria a la Comisión Europea, para poder certificar las mascarillas.

“El trabajo de estos meses ha supuesto y supone la formación y coordinación de un equipo multicultural, muy preparado y motivado, en China, Italia y España. AENOR se hace global, y barreras como el idioma, los horarios o los diferentes sistemas informáticos se han ido superando con el esfuerzo y dedicación de todos, con una obsesión, dar un servicio de alta calidad y rigor a nuestros clientes”, declaró Miguel Blanco Rodríguez, técnico de Desarrollo de Certificación de AENOR.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

AIMPLAS y Sustainable Innovations, socios españoles en un proyecto para impulsar el embalaje circular

Noticia Siguiente

El Índice General de Cifra de Negocios de la Industria subió un 1,4% entre diciembre de 2020 y enero de 2021

Noticias Relacionadas