AYUDA A LAS PYMES

Subvenciones accesibles y herramientas útiles para ayudar a las pymes en su transformación digital

La Dirección General de Economía y Competitividad de la región autónoma madrileña, en colaboración con la Cámara de Comercio de Madrid, ha organizado un interesante y práctico webinar bajo el título ‘Programas de apoyo de la Comunidad de Madrid para empresas industriales’.

En el seminario se expusieron los recursos de financiación disponibles para los proyectos de digitalización de las pymes de la región madrileña. También se mostraron programas de ayuda y herramientas muy útiles para completar con éxito ese necesario proceso modernizador, herramientas y programas que están disponibles a través de distintos portales adscritos al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

2021 será, sin duda, un año crucial para seguir avanzando en la digitalización de las empresas. Pero, para afrontar la puesta en marcha de una infraestructura sólida para la transformación digital de las organizaciones, es necesario contar con herramientas eficaces que propicien entornos innovadores.

Por esa razón, la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad ha publicado el programa de ayudas dirigido a empresas industriales de la Comunidad de Madrid para el año 2021, dentro del Programa Operativo (PO) FEDER del Gobierno regional 2014-2020. El objetivo de las ayudas ‘Industria 4.0’ es que las pymes industriales madrileñas dispongan de los recursos para financiar proyectos de digitalización que aporten soluciones innovadoras.

El objetivo del arriba citado seminario online era dar a conocer este programa de ayuda a las pymes madrileñas. En la cita virtual estuvieron presentes José Rubio, director general de Economía y Competitividad de la Comunidad de Madrid y Elsa Salvadores, subdirectora gerente de la Cámara de Comercio de Madrid, entre otros.

El director general, al inaugurar la jornada celebrada el lunes 15 de marzo, recordó que la Comunidad de Madrid lleva apostando desde hace años en el desarrollo de la industria 4.0, entendida esta como el impulso de la digitalización tanto en procesos como en productos, con el convencimiento de que eso contribuirá a la productividad y el crecimiento de las pymes y, en definitiva, a la superación de la crisis en curso.

Eva Castro, subdirectora general de Apoyo a la Empresa y Defensa de la Competencia de la Comunidad de Madrid, se encargó de hablar de las ayudas destinadas a las pymes en el marco de la industria 4.0. Castro relató las líneas maestras de las subvenciones directas. “En los últimos cuatro años se han concedido más de 16 millones de euros de los que los beneficiarios justficaron 14,6 millones”, dijo. Ahora disponen de 4,5 millones de euros de créditos para financiar proyectos de industria 4.0.  

Estas ayudas podrán ser solicitadas por pymes del sector industrial que dispongan de un centro de trabajo en la Comunidad de Madrid y que desarrollen una actividad industrial productiva. Se subvencionan activos materiales, el fomento de adquisición y renovación de instalaciones, maquinaría, software, patentes, conocimientos técnicos que permitan una transformación real de los procesos productivos. También se subvencionan gastos de consultoría complementaria en el proceso de inversión. La inversión mínima debe ser 40.000 euros en activos materiales e inmateriales y de un máximo de 40.000 euros en consultoría. Todos los gastos de consultoría se financian al 50%.. La intensidad de la inversión dependerá de la ubicación de la empresa. Para las inversiones de activos se financia el 20% si son empresas medianas situadas en el Corredor del Henares y el sur metropolitano; el 30% sin son empresas pequeñas. Para el resto del territorio autonómico es un 10%-205 en ambos casos. Las ayudas tienen un máximo de 200.000 euros para las medianas empresas y de 300.000 para las pequeñas. El plazo de solicitudes concluye el 15 de septiembre y deben cumplir ciertos criterios impuestos por los fondos europeos FEDER.

Esa no es la única acción que se contempló en el seminario. También hay una línea de colaboración con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que forma parte de una estrategia integral de apoyo a la industria conectada. Jordi Llinares y Fernando Carabias, de la Subdirección General de Digitalización de la Industria y Entornos Colaborativos, se encargaron de explicar a los asistentes virtuales los programas Activa y HADA que responden a esos criterios.

“El COVID ha hecho mucho por la concienciación de la importancia de la digitalización”, subrayó el subdirector general Llinares, quien enumeró los programas Activa en sus modalidades Ciberseguridad, Crecimiento Empresarial, Industria 4.0 y Financiación.

El programa Activa Industria 4.0 es un programa de asesoramiento personalizado a pymes industriales que obtienen un plan de transformación con distintas medidas y oportunidades. Incluye horas de consultoría especializad y se realiza en estrecha colaboración con las Comunidades Autónomas. En la página www.industriaconectada40.gob.es se pueden comprobar casos de éxito de esta iniciativa, porque no hay nada mejor que “ver en el vecino la solución aplicada”, insisten en el Ministerio.

El programa Activa Ciberseguridad también fue un éxito de convocatoria en el periodo 2020-2021, con una “avalancha de solicitudes” de empresas preocupadas por su protección, ahora que los ataques de phishing, como el sufrido recientemente por el SEPE, son demasiado habituales. Los admitidos en este programa reciben un diagnóstico de vulnerabilidad muy útil y práctico para responder a las amenazas.

El programa Activa Crecimiento se lanzará en la segunda mitad del año, para impulsar a empresas un poco estancadas en áreas de innovación, recursos humanos, operaciones, digitalización y comercial y finanzas.   

Finalmente, los ponentes dieron algunos detalles de la herramienta HADA (Herramienta de Autodiagnóstico Digital Avanzado), de muy fácil acceso, que sirve para comprobar el estado de digitalización de la empresa y obtener así un índice de madurez digital; es como “ponerse ante el espejo”, dijeron los expertos del Ministerio de Industria. HADA muestra seis niveles de ‘destreza’: Estático, Consciente, Competente, Dinámico, Referente y Líder. Y cinco dimensiones: Estrategias de Mercados, Procesos, Organización y Personal, Infraestructuras, y Productos y Servicios. La herramienta emite un informe de autodiagnóstico al registro para obtener un análisis de benchmarking de la empresa con la de su entorno y a nivel nacional. La mayoría de los niveles digitales que tienen las empresas se concentra en los niveles Consciente y Dinámico, por lo que hay “mucho camino por recorrer”, “mucho potencial de mejora”, afirmó Llinares. La digitalización “no es una opción, es una necesidad”, recalcó Llinares.

En definitiva, la jornada, dirigida a responsables de pequeñas y medianas empresas industriales, puso sobre la mesa el conjunto de ayudas clave para que las compañías destaquen a través de la implantación en la industria de tecnologías digitales como computación en la nube, internet del futuro, inteligencia de datos, ciberseguridad, sensores y sistemas embebidos, etc., potenciando así el crecimiento, la competitividad y el posicionamiento del sector industrial.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

Lanzan el primer estudio de emisiones de combustible 100% sostenible en un avión comercial de pasajeros

Noticia Siguiente

TRUMPF adquiere la compañía alavesa Lantek para crecer en el negocio de software

Noticias Relacionadas