AUTOMOCIÓN

Renault apuesta por renovar su alianza productiva industrial en España

Ante la presencia del rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, los principales ejecutivos de Renault oficializaron un compromiso de cuatro años sobre sus instalaciones industriales en suelo español.

El consorcio galo, participado por el Estado francés, confirma a España como su segundo país por volumen de negocio y confía en que sus planes de expansión productiva generen 12.000 millones de euros en la economía española hasta 2024, haciendo fijos a un millar de personas en ese periodo.

Tanto el consejero delegado, Luca de Meo, como el director industrial mundial y director general de Renault España, José Vicente de los Mozos, anunciaron la adjudicación de cinco nuevos modelos de vehículos híbridos a sus plantas de Palencia y Valladolid. No son coches completamente eléctricos, pero sí un coche de transición hacia la nueva etapa de las cero emisiones que se abre en la industria.

También estaban presentes en el acto el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernando Fernández Mañueco, y el presidente de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Jean Dominique Senard.

“Nuestro plan es una apuesta por el futuro y coloca a las plantas españolas en el eje de nuestra estrategia. Incluye la llegada de dos vehículos nuevos, del segmento SUV, para Valladolid que se comenzarán a fabricar en 2024. Del mismo modo, Palencia contará con tres nuevos modelos en 2022, 2023 y 2024. Valladolid ha sido asignada con una nueva generación de motores híbridos para 2023. Además, la factoría de Sevilla contará con dos cajas de cambio nuevas. Estas adjudicaciones hacen que las plantas españolas cuenten con modelos presentes en el mayor volumen de ventas”, señaló Luca de Meo.

Por su parte, José Vicente de los Mozos explicó que este “cuarto plan industrial” en España va a colocar a las plantas de Renault a pleno rendimiento para crear 1.000 empleos fijos. “Nuestras cuatro plantas españolas tendrán una huella de carbono cero. El aparato industrial de Renault es competitivo”, añadió.

“El grupo Renault se ha ganado la credibilidad día a día en nuestro país. Somos una empresa de origen francés que en España es vista como una empresa de aquí. La amistad franco-española se ve en nuestro ambicioso plan”, explicó De los Mozos.

El impulso a los vehículos eléctricos puros, segmento en el que Renault tiene experiencia en la gama de entrada, se quedará de momento en Francia, condicionada por el Gobierno galo a cambio de las ayudas en forma de créditos que ha facilitado a Renault.

En concreto, el plan desvelado el martes 23 de marzo y bautizado “Renaulution España 2021-2024” cuenta con la asignación de un modelo más de lo que estaba previsto inicialmente, después de que la dirección española de la marca acordara con el comité de empresa un nuevo convenio colectivo que dotara de mayor competitividad a las plantas, según defiende Renault.

Además, el centro de investigación de Valladolid acogerá nuevos proyectos, entre los que se encuentra el desarrollo de tecnologías de ayuda a la conducción y se plantea que también asuma responsabilidad en el desarrollo del uso del hidrógeno en vehículos de Renault.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

El enorme potencial de crecimiento que tienen los ‘data centers’ en España

Noticia Siguiente

El Gobierno aprueba el primer paquete de fondos en materia de transición ecológica

Noticias Relacionadas