CIBITEC22

Entrevista: César Franco, decano del COIIM: “La transformación energética no sería posible sin una fuerte apuesta por la digitalización”

César Franco, decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM), en entrevista con industry TALKS explicó los aspectos relevantes de la cuarta edición del Congreso Iberoamericano de Ingeniería y Tecnología Cibitec22 tales como la adaptación a la digitalización en empresas y organizaciones, recuperando el formato presencial tras la pandemia y apostando de igual forma por el formato hibrido para que desde Iberoamérica puedan seguirlo en directo. Además, indicó que el objetivo marcado para los próximos años es que “los fondos europeos Nex Generation permitan transformarse a nuestro tejido empresarial e industrial”. Cibitec22 se celebrará en los próximos días 10,11 y 12 de mayo en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid.

Ya en su cuarta edición, ¿cómo surge el CIBITEC y cuál ha sido su evolución en los últimos años?

El Congreso Iberoamericano de Ingeniería y Tecnología celebró su primera edición en el año 2017. En ese momento, desde la Asociación y el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid vimos la necesidad de transmitir que la digitalización no era una opción, sino una obligación tanto para empresas como para organizaciones. No apostar por la transformación digital ponía en riesgo tu negocio, ya que los competidores podrían acabar expulsándote impulsados por las nuevas tecnologías.

La segunda edición remarcó la necesidad de que nuestro tejido empresarial aprovechara la tecnología y la digitalización como elemento diferenciador y generador de valor añadido. En ese momento, aunque ya no se cuestionaba la necesidad de la digitalización, seguía siendo necesario poner el foco en la formación, el desarrollo y la capacitación del talento digital de los profesionales.

Cibitec21 nos obligó a digitalizarnos como congreso, a la vez que puso en valor cómo gracias a la digitalización muchas de nuestras industrias pudieron amortiguar el golpe de la pandemia. Administraciones y empresas aceleraron radicalmente sus procesos de digitalización, a la vez que cambiábamos – tal vez para siempre – muchos de nuestros hábitos.

Y ahora nos enfrentamos a la cuarta edición, en la que queremos fortalecer a la industria como un motor clave de las economías de los países del ámbito iberoamericano. Analizaremos las últimas novedades en transformación digital sobre sectores clave – uno de los ejes prioritarios del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España- así como de los planes de futuro en los países iberoamericanos.

¿Qué novedades en cuanto a temática y tendencias se presentarán en esta IV edición?

La digitalización también ha transformado nuestro congreso. En esta edición recuperamos el formato presencial, todas las sesiones se celebrarán del 10 al 12 de mayo desde la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid. Desde aquí invitamos a todos los profesionales a acompañarnos durante las tres tardes en las que celebraremos Cibitec22.

Pero, en paralelo, hemos apostado por el formato híbrido. Todos los paneles serán retransmitidos en directo a través de nuestra página web, en un horario pensado para que nuestros compañeros de Iberoamérica puedan seguirlo en directo.

Hemos preparado ocho paneles diferentes que subrayarán la importancia de llevar a cabo con éxito una transformación digital en todos los sectores de producción y servicios para mejorar la competitividad y la productividad de nuestras economías. Desarrollaremos temas como la transición energética, la movilidad sostenible, la logística y la cadena de suministro, el sector agroalimentario o cómo la digitalización se pone al servicio de la sociedad para mejorar su día a día. También hemos reservado dos paneles para hablar sobre el talento necesario para afrontar la era digital, tanto en los que concierne a formación y capacitación, como al emprendimiento.

En materia de transformación digital, ¿qué tipo de colaboraciones y desarrollos estratégicos existen en el área de Iberoamérica?

Desde el Colegio y la Asociación creemos en la importancia de las relaciones con los países con los que compartimos idioma y cultura. Debemos establecer y reforzar lazos con los países del ámbito iberoamericano desde las instituciones, empresas y sobre todo, a través de las soluciones que nos da la ingeniería para afrontar unidos los retos de la tecnología y la digitalización.

En esta edición México ha sido el país más volcado en la organización. La colaboración del Tecnológico de Monterrey es un apoyo fundamental para el diseño y difusión de esta cita. Argentina va a tener también un papel especial en áreas como el talento y la formación. Asimismo, estamos recibiendo apoyo y participación de países como República Dominicana, Chile, Perú, Ecuador o Colombia. Es un congreso fundamentalmente dirigido a profesionales, a empresas, y también a pymes tanto de nuestro país como del ámbito Iberoamericano.

¿Cuáles son los grandes objetivos o próximos hitos en materia de transformación digital en los países a los que se dirige el congreso?

En nuestro país, el gran objetivo de los próximos años es que los fondos europeos Next Generation no sólo lleguen, sino que permitan transformarse a nuestro tejido empresarial e industrial desde las grandes empresas a través de proyectos tractores, hasta las pequeñas y medianas empresas que conforman el grueso de nuestra industria y nuestra economía.

Cerca de un 30% del presupuesto total de las ayudas, cifradas en torno a los 70.000 millones de euros, está destinado a impulsar la digitalización de empresas e industrias, la I+D+i y la capacitación de la población. También hay una parte muy importante del presupuesto, cerca del 40%, que estará destinado a reorientar el modelo productivo impulsando la descarbonización, la eficiencia energética y la implantación de energías renovables.

Hay Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de los que seguro se hablará durante el congreso como el enfocado al desarrollo del vehículo eléctrico y conectado, el de energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento, el agroalimentario o el anunciado hace unas semanas sobre semiconductores.

¿Qué países están liderando la transformación digital en Iberoamérica y en qué sectores?

La digitalización es una tendencia global, y en ese sentido Iberoamérica no es ajena a ese contexto. Sin embargo, uno de los primeros retos con los que se encuentra la región a nivel global es reducir la brecha digital y asegurar la disponibilidad de perfiles cualificados. Por eso son tan importantes algunas iniciativas como la de la Organización de Estados Iberoamericanos y su Programa Iberoamericano de transformación digital en educación que podremos conocer de primera mano.

Desde la perspectiva empresarial, posiblemente el país más avanzado en la región sea México. La Estrategia Digital Nacional (2013-2018) seguido del Plan Nacional de Desarrollo (2019-2024) han conseguido transformar a este país – con la salvedad de España – en aquel con una mayor cantidad de empresas en el camino de la transformación digital. Iniciativas como la Agenda Nacional Mexicana de Inteligencia Artificial o la Estrategia Nacional de Ciberseguridad encuentran un claro reflejo en muchas de las iniciativas que realizamos desde aquí.

Esto también supone una oportunidad única para las empresas españolas para invertir en el continente y exportar no sólo tecnología, sino también mejores prácticas en el área de la digitalización. Al igual que en nuestro país, la crisis de la COVID ha acelerado en muchos casos la digitalización de las empresas. Sin embargo, la falta de inversiones, las infraestructuras – con especial foco en el entorno rural – la cultura o el talento siguen actuando de barrera a su adopción en los distintos países y sectores.

Desde la perspectiva sectorial, muchas de las inversiones se han ido destinando a la digitalización de los servicios públicos, junto a soluciones como las Fintech que permiten dar de acceso a servicios financieros a grandes sectores de la población. Sin embargo, hay todavía mucho camino que recorrer en muchos de los países del continente. Posiblemente los principales sectores beneficiados de esta nueva ola de digitalización sean tanto la educación o el turismo, como las cadenas de suministro, tanto de sectores industriales tradicionales, como de grandes industrias como la agroalimentaria, básica para muchos de los países de la región.

¿Puede comentarnos algún proyecto de ejemplo de cómo contribuye la transformación digital a la transición energética?

La transformación energética, tal y como está planteada en la actualidad, no sería posible sin una fuerte apuesta por la digitalización por parte de todos los actores de la cadena de suministro – apuesta que se extiende a todos los sectores, incluyendo el de la movilidad.

El desarrollo y la gestión eficiente de los recursos renovables, así como su almacenamiento en aquellos casos en los que no es posible su consumo, requiere de la digitalización del proceso. Así, por ejemplo, Red Eléctrica inauguró hace más de 10 años el primer centro del mundo donde se controla y gestiona la generación de los productores de energía renovable y, años más tarde, desarrolló su Centro de Control del Vehículo Eléctrico para facilitar una gestión Inteligente de los procesos de recarga.

Pero también cuando hablamos de aspectos como el Gas Renovable y su incorporación en las redes de suministro, o el desarrollo de una infraestructura para la producción y el consumo de Hidrógeno, tanto en nuestra industria como en nuestros hogares, o nuestros vehículos, también estamos hablando de digitalización.

Por ello hemos programado un panel en Cibitec22 donde analizaremos cómo algunas de nuestras principales empresas del sector de la energía están aplicando estas nuevas tecnologías para apostar por la transición energética en el modelo productivo.

¿Qué papel tienen las pequeñas y grandes empresas en la transformación digital?

Las grandes empresas tienen la capacidad y la obligación de desarrollar proyectos tractores que transformen nuestra economía y nuestro modelo productivo. De hecho, muchas de ellas ya estaban desarrollando programas de digitalización, invirtiendo en descarbonización y en el uso eficiente de los recursos, comenzando la transición hacia una movilidad más sostenible. Y para ello no sólo han impulsado programas de digitalización, sino también programas de formación y desarrollo de capacidades a veces de la mano de las universidades.

Las partidas destinadas a digitalización de los fondos europeos deberán permitir acelerar en esta transición, y abordar inversiones que las permitan ser competitivas en una economía cada vez más globalizada. Sin embargo, poco habremos avanzado si tanto la digitalización, como los fondos destinados para ello se quedan en las grandes empresas y en la modernización de la administración.

Somos un país cuya economía la siguen moviendo las pequeñas y medianas empresas. Y por eso, es importante que se incorporen tanto a los proyectos tractores que se desplieguen en los distintos sectores clave a través de los PERTE, como que utilicen esta oportunidad única para su propia digitalización y transformación.

Para ello, tendrán que trabajar en tres áreas principales:

  • La capacitación no sólo de los trabajadores, sino también de los equipos de gestión para conocer cómo aplicar la digitalización en sus empresas.
  • La implantación de soluciones y herramientas de digitalización – área foco del Kit Digital de Red.ES.
  • Analizar el impacto de la digitalización en su sector y repensar el impacto en su modelo de negocio en esta nueva era digital.

Dedicarán dos sesiones al talento, desde el punto de vista de formación y emprendimiento, háblenos de estos paneles concretamente.
Cuando hablamos de formación en digitalización, tenemos que hablar de dos niveles bien diferenciados. Por una parte, de asegurar tanto un conocimiento y capacidades digitales básicas – romper la brecha digital – y de concienciar a empresas y profesionales del impacto de la digitalización en sus modelos de negocio. Por otro, de formar a profesionales en aspectos como Inteligencia Artificial, Ciberseguridad, Big Data, Internet de las Cosas… y todas estas tecnologías que sirven de soporte a la nueva Industria 5.0.

Sólo en Ciberseguridad se estima que en España son necesarias cerca de 30.000 personas, y la cifra en Latinoamérica era superior a las 500.000 según un informe del Consorcio Internacional de Certificación de Seguridad de Sistemas de Información (ISC)². Y, de hecho, la falta de profesionales cualificados suele ser uno de los obstáculos más frecuentes que encuentran las empresas al afrontar sus procesos de digitalización.

Para hablar tanto de brecha digital como de los programas de formación de profesionales, hemos confeccionado gracias a la Organización de Estados Iberoamericanos, una sesión en la que analizaremos los programas actuales a ambos lados del Atlántico, y veremos cómo pueden nuestros profesionales prepararse para afrontar la era digital que estamos viviendo.

Cibitec nació con el objetivo de ser referente en la digitalización. Por eso es importante que nuestros emprendedores puedan contar de primera mano cómo en el uso de las herramientas digitales tienen unos aliados indispensables para hacer crecer sus negocios. En esta sesión, contaremos con los responsables de tres casos de éxitos concretos como Bound4blue, Visualnacert y Clicars que nos explicarán como, a través de la digitalización, han conseguido revolucionar sectores tradicionales y posicionarse como referencias en sus respectivos sectores.

Total
1
Shares
NOTICIA ANTERIOR

Murcia pone a disposición de las empresas más de 30 millones de euros para potenciar su transformación digital

NOTICIA SIGUIENTE

AENOR certifica todos los envases de Bezoya como 100% Plástico Reciclado

NOTICIAS RELACIONADAS