FINANCIADO POR LA COMISIÓN EUROPEA

El proyecto Sharework ensaya un nuevo sistema inteligente para el trabajo conjunto entre operarios y robots

El proyecto europeo Sharework, liderado por el centro tecnológico Eurecat, ha ensayado un nuevo sistema inteligente para la colaboración entre robots y trabajadores en la industria de forma segura y que prioriza la ergonomía, con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo de los operarios.

En concreto, el proyecto desarrolló un software flexible formado por 14 módulos tecnológicos “para proporcionar a los robots la inteligencia necesaria para trabajar en cooperación con los operarios sin necesidad de barreras físicas de protección”, destacó el director de la Unidad de Robótica y Automatización de Eurecat, Daniel Serrano.

El sistema “es capaz de comprender el entorno y las acciones humanas, a través de una base de conocimiento y sensores, y hacer predicciones del estado futuro”, así como “hacer que el robot actúe en consecuencia” con el objetivo final de impulsar el trabajo colaborativo entre operadores y robots y, por tanto, mejorar la ergonomía de los operarios y aumentar la productividad del proceso”, explicó el coordinador técnico del proyecto y responsable de Robótica Colaborativa de la Unidad de Robótica y Automatización de Eurecat, Néstor García.

Las pruebas de concepto del sistema Sharework se realizaron en los laboratorios de Eurecat, en Cerdanyola del Vallès; en Stam, en Génova, Italia; en la Universidad de Brescia, en Brescia, Italia, y en la Universidad de Patras, en Patras, Grecia.

Después de una primera validación en un entorno de laboratorio controlado en el que trabajadores de los usuarios finales del proyecto pudieron probar las tecnologías desarrolladas, se iniciarán las pruebas en las plantas de producción y montaje de cuatro empresas industriales. En concreto, tendrán lugar en SEAT, en Martorell; en Goizper, en el País Vasco; en Alstom, en Santa Perpètua de Mogoda, y en las instalaciones de Cembre, en Brescia.

En el marco del proyecto se probaron con éxito el uso de múltiples cámaras y sensores, el procesamiento inteligente de datos y la incorporación de realidad aumentada y tecnología de reconocimiento de gestos y del habla, a fin de proveer de inteligencia los robots y adaptar su labor a las necesidades de los trabajadores.

El desarrollo del sistema también contempla el continuo estudio de los factores humanos, con el objetivo de adaptar y mejorar la percepción por parte del usuario y aumentar el nivel de aceptación de la nueva solución robótica por parte de los operarios.

El proyecto Sharework está financiado íntegramente por la Comisión Europea y se lleva a cabo en España, Italia, Luxemburgo, Francia, Alemania y Grecia, con el propósito de que las industrias puedan contar con “un sistema para la implementación de robótica colaborativa en la industria que permita hacer más seguros y eficientes los procesos de montaje industriales, poniendo al trabajador en el centro y proveyéndolo de un sistema que le ayude en las tareas del día a día”, remarcó la coordinadora del proyecto Sharework, Simona Neri.

Implantación en cuatro tipos de escenarios industriales reales

En el escenario actual de crecimiento de la robótica colaborativa, Sharework se centra en la aplicación de la colaboración entre operarios y robots en cuatro tipos de escenarios industriales reales: la automoción, el ferrocarril, el metal y la fabricación de bienes de equipo.

El proyecto, que comenzó en noviembre de 2018 y finalizará el 31 de octubre de 2022, cuenta con un presupuesto de 7,3 millones de euros y se enmarca en la línea “Transformando la Industria Europea” de la convocatoria Horizonte 2020, que tiene como finalidad la implementación de tecnologías innovadoras de inteligencia artificial para posibilitar la colaboración efectiva de robots con trabajadores.

Sharework se lleva a cabo dentro de un consorcio formado por 15 socios, entre los que se encuentran 6 instituciones de investigación (Eurecat, Fraunhofer IWU, el Consejo Nacional de Investigación de Italia, la Universidad de Patras, la Universidad de Darmstadt y la Universidad RWTH de Aachen); 8 socios industriales, de los cuales 4 son empresas industriales (Strane, Stam, Intrasoft y MCM) y 4 usuarios finales (SEAT, Alstom, Cembre y Goizperr), además de un organismo de normalización (UNE).

Total
0
Shares
NOTICIA ANTERIOR

Gestamp, primera empresa del sector de la automoción que obtiene el certificado Residuo Cero de AENOR

NOTICIA SIGUIENTE

Entrevista: Martín Fernández Loizaga, HEGAN: “El sector aeronáutico va a ser la llave de un futuro más limpio y conectado”

NOTICIAS RELACIONADAS