FORMACIÓN

El Máster de Transformación Social Competitiva de la UCM, una ocasión estratégica

El próximo 5 de noviembre arranca la segunda edición del Máster de Tranformación Social Competitiva: Los ODS como estrategia, un curso postgrado que organiza la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y que va dirigido a empleados de empresas de cualquier sector productivo, incluido el industrial.  

El perfil de estudiante comprende a profesionales y emprendoras con experiencia, desde directivos a mandos intermedios, pasando por jefes de proyectos de sostenibilidad, responsables de desarrollo del impacto social de las empresas y profesionales de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

El Máster de Transformación Social Competitiva (TSC) consiste en una formación exclusiva basada en casos de éxito, que permite tanto a sus estudiantes como a sus empresas empleadoras convertirse en agente transformador del cambio y la sostenibilidad, entrando en contacto con una comunidad líder en la materia y que hará que la transformación sea irresistible.

Dirigido por José Manuel Ruano de la Fuente y codirigido por Begoña Gómez, el Máster eminentemente práctico contribuye a la transformación y creación de empresas con valores positivos que generen impacto social de forma sostenible, permite a los profesionales conocer qué procesos, herramientas y métricas tienen que incorporar en la compañía para generar impacto y afrontar con éxito la transformación social competitiva de la empresa, y finalmente sirve para pasar a la acción y hacer del propósito una estrategia. 

A través de una serie de herramientas el estudiante logrará definir cómo integrar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en toda la cadena de valor de la empresa, y no sólo en la Responsabilidad Social Corporativa, dando lugar a estrategias con un mayor impacto a la par que más competitivas.

Esta formación se imparte en la Escuela de Gobierno del Campus de Somosaguas de la UCM, en horarios de viernes por la tarde y sábados por la mañana para conciliar con las obligaciones laborales del alumnado. El número de plazas son limitadas. La inversión económica es de 7.000 euros y al ser formación bonificada la empresa interesada puede utilizar los créditos que disponga de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE). También existe la posibilidad de realizar el pago en tres plazos.

El programa de esta nueva edición está formado por seis módulos:

  1. Propósito y ecosistema.
  2. Los ODS en el marco empresarial.
  3. Nuevos modelos de negocio para las empresas.
  4. Estrateagias de las organizaciones con impacto.
  5. Medición de impacto.
  6. Sostenibilidad y finanzas.

Como subraya Alicia Muñoz, profesora del Máster, “en los últimos años hemos visto que las empresas cada vez son más conscientes del impacto que sus actividades tienen para la sociedad. Del capitalismo clásico de Milton Friedman que centraba el propósito de una compañía en el retorno de sus accionistas, hemos pasado al capitalismo de los Grupos de interés, como se evidenció el pasado año en el Manifiesto de la Business Roundtable, organización formada por 181 CEOS de las principales compañías americanas que cambió su posición manifestada en 1997 sobre que maximizar las ganancias debía ser el propósito de la compañía hacia un nuevo capitalismo, cuidando a sus empleados, proveedores y la comunidad en general”.

Las multinacionales, indica Muñoz, están integrado la sostenibilidad en su estrategia al más alto nivel y abordan un enfoque dinámico para adaptarse a las necesidades que vayan surgiendo (por ejemplo, la pandemia. Ahora, el reto es que las pymes y autónomos interioricen el impacto social y papel transformador que tienen y la creación de valor que supone la aplicación de los ODS y, sobre todo, cómo la aplicación de criterios ESG, una visión a más largo plazo, les hará más resilientes, más competitivos y, a la postre, más atractivos para los inversores.

En la UE más del 99% de las empresas son pymes y generan más de la mitad del valor añadido del conjunto del tejido empresarial. La alineación de sus modelos de negocio con la Agenda 2030 y su interlocución con los gobiernos para contar con orientaciones claras es clave para impulsar la coherencia de políticas y la consecución de los ODS.

Además, la ONU reconoce la relevancia de las pymes en relación con la creación de empleo, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza y las desigualdades. Las pymes también representan un potencial foco de innovación y pueden convertirse en agentes de cambio a la hora de lograr el desarrollo sostenible y la transformación social

En palabras de Muñoz, la competitividad es un elemento fundamental porque en términos de atractivo para los clientes, la preocupación por los aspectos sociales, medioambientales y de gobernanza empiezan a ser uno de los criterios que utilizan en sus preferencias de compra, pero la pandemia también ha puesto el foco en la acción social de las empresas (marcas con propósito) y es un eje que no se puede descuidar. Y, por último, el propósito es una palanca muy potente de atracción de talento que, ahora más que nunca, constituye uno de los activos más importantes de una compañía.

Por tanto, considera Muñoz, profesora en otros cursos, conferenciante, vicesecretaría del Consejo de Santander España y experimentada ejecutiva del más alto nivel, “cada empresa deberá canalizar su impacto social a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, e identificar, de entre los 17 ODS, aquellos que tengan más relación con su actividad y a los que puedan aportar valor”.

El plazo de inscripción del Máster de TSC está abierto y se puede acceder desde aquí.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

Abierto el plazo para las ayudas del Plan de modernización de la máquina herramienta

Noticia Siguiente

Entrevista: Tomás Iriondo, GAIA: “Es menos importante la tecnología que el proceso de su aplicación”

Noticias Relacionadas