CONGRESO ACOGEN/COGEN ESPAÑA

Cogeneración, imprescindible para la industria calorintensiva en España

Redacción

Javier Rodríguez
Director general de ACOGEN

Los cogeneradores estamos expectantes ante la llegada de un nuevo marco regulatorio con la próxima convocatoria de subastas de cogeneración que, como anunció el MITERD, llegarán antes de final de año.

El XVII Congreso Anual de Cogeneración que, bajo el lema Cogeneración, invertir en descarbonizar eficientemente la industria, se celebrará en Madrid el próximo 19 de octubre, organizado por ACOGEN y COGEN ESPAÑA, desplegará los retos y oportunidades asociados a un nuevo ciclo inversor para la transición energética competitiva de la industria.

El nuevo marco —establecido inicialmente para 1.200 MW— conllevará fuertes inversiones tecnológicas para renovar las cogeneraciones existentes y también permitirá dotar de nuevas instalaciones a más industrias. Las subastas son. por tanto. el pistoletazo de salida para toda una inyección de futuro energético y sinergias industriales en las empresas calorintensivas españolas. Con ellas se podrá afianzar el abastecimiento energético competitivo en nuestras industrias y desarrollar su actividad y protagonismo. En la transición ecológica, industria y energía o son un tándem o simplemente no serán.

Tecnología imprescindible

La cogeneración aporta ventajas energéticas y ambientales al 20% del PIB industrial, unas 600 industrias que exportan el 50% de lo que fabrican y que mantienen más de 200.000 empleos directos, estables y de calidad. Son industrias de múltiples sectores —alimentario, químico, cerámico, papelero, textil, refino, automóvil, etc.—, que, al igual que sus competidores europeos y globales, encuentran en la cogeneración su herramienta perfecta para abordar escenarios de competitividad y crecimiento en la transición energética.

La encuesta “Hablan los cogeneradores”, realizada por ACOGEN recientemente, constata que en el 90% de las industrias es inviable electrificar el calor —alta temperatura— de los procesos productivos, y un 92% de los cogeneradores españoles reivindican a 2030 la vigencia y evolución de sus cogeneraciones como pilar imprescindible para mantener el abastecimiento energético competitivo de electricidad y calor en sus procesos, así como para  potenciar nuevos desarrollos energéticos asociados a sus actividades industriales.

España debe mirar hacia países europeos industrialmente tan potentes como Alemania o Italia —con los que competimos en los mercados y en la captura de inversiones industriales—, que impulsan decididamente el binomio cogeneración e industria. Los alemanes nos cuadruplican en cogeneración y los italianos nos duplican. Y en Estados Unidos ya cuentan con más de 80.000 MW instalados. No es sólo lo que aportan estas cogeneraciones hoy, sino lo que permitirán abordar en el futuro.

A más cogeneración, más industria y transición ecológica competitiva

En España, la cogeneración genera más del 11% de la electricidad nacional, transformando el 20% del consumo de gas de la forma más eficiente, ahorrando energía y emisiones desde más de 600 industrias que participan con independencia y expertización en los mercados energéticos. Aporta generación distribuida, próxima, firme, síncrona y resiliente que ahora invertirá para lograr más flexibilidad y eficiencia de cara una operación integrada con el crecimiento e intermitencia de las renovables. La cogeneración es la gran puerta de entrada al hidrógeno y a otras hibridaciones y desarrollos energéticos que crearán valor en y con la industria calorintensiva.

Las aportaciones de la cogeneración se extienden más allá de la industria a todos los consumidores a través de su participación en los sistemas y mercados energéticos, reduciendo la volatilidad y el precio de casación del mercado mayorista de electricidad entre un 10 y un 15%, así como promoviendo de manera eficiente los desarrollos y resultados del sistema y de los mercados gasistas.

La suma de valores, seguridad y sinergias de presente y futuro en la transición energética dan protagonismo a la cogeneración y los cogeneradores en los países más industrializados de nuestro entorno; España haría bien en potenciar el trinomio cogenerador industria-energía-clima.

Las previstas subastas, de carácter anual y para los próximos tres años, van a posibilitar un nuevo ciclo de inversión industrial, dotando por fin a nuestras industrias calorintensivas con un marco regulado y estable que aportará certidumbre y promoverá el crecimiento industrial. Los previstos 1.200 MW —que podrían alcanzar a más de 150 industrias— son considerables pero insuficientes para mantener las plantas actualmente en funcionamiento, ya que para 2025 unos 1.800 MW finalizarán su vida útil y serán 2.600 MW en 2030. Las subastas conllevarán inversiones por más de 700M€ y posibilitarán una cifra de negocio industrial en energía de más de 8.000M€ durante la próxima década. Esta realidad indica que se deberían no sólo preservar e impulsar las plantas existentes sino hacer crecer el país con nuevas cogeneraciones, ya que hay industria calorintensiva para duplicar estas subastas.

La cogeneración está a punto de iniciar una nueva etapa que será muy positiva para la industria calorintensiva y un éxito para el país en su conjunto con mayores potenciales a futuro. El nuevo marco debe suponer un impulso para la industria que es una aliada de la descarbonización y de la transición ecológica. Los cogeneradores estamos comprometidos con un futuro industrial sostenible, eficiente y competitivo en España.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

El reto de Airbus es desarrollar la tecnología capaz de llegar en 2035 con un avión cero emisiones

Noticia Siguiente

Entrevista: David Trabal, FANUC Iberia: “La robótica colaborativa industrial no está aún madura”

Noticias Relacionadas