INICIATIVA

Nace Basque Green Deal Gunea, un foro para discutir el espíritu del Pacto Verde Europeo

El Pacto Verde Europeo o European Green Deal, propuesto por la Unión Europea (UE) en diciembre de 2019, se perfila como uno de los principales mecanismos para propiciar, a los países miembros de la UE, una salida a la crisis y lograr un futuro más sostenible. Se trata de una estrategia de crecimiento que posibilitará que la UE alcance la neutralidad climática en 2050.

En este contexto, para explicar la necesidad de un desarrollo inclusivo y sostenible para Euskadi, el Gobierno Vasco ha creado Basque Green Deal Gunea: un foro que recorrerá las capitales vascas antes de fin de año para difundir el espíritu de este Pacto Verde europeo.

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Ejecutivo vasco, Arantxa Tapia; el alcalde de Donostia/San Sebastián, Eneko Goia; el diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Jose Ignacio Asensio, y la directora general de Tabakalera, Edurne Ormazabal, inauguraron en la mañana del 24 de octubre en centro de cultura contemporánea Tabakalera de Donostia, coincidiendo con el Día Internacional contra el Cambio Climático, el primer Basque Green Deal Gunea que estará activo hasta el 2 de noviembre.

Tapia destacó la importancia de que la sociedad vasca conozca los ejes principales de esta hoja de ruta económica y ambiental, “un reto que sabemos que la sociedad comparte”.

Euskadi fue una de las primeras regiones europeas que asumió, en julio de 2019, el compromiso por la neutralidad climática con la Declaración de Emergencia climática del lehendakari Iñigo Urkullu.

La consejera afirmó que “el conjunto de las instituciones y la ciudadanía participamos de manera activa en la acción por el cambio climático, aunque necesitamos de mayor aceleración e intensidad en todas las políticas públicas y en las acciones individuales”. Sin dejar pasar la oportunidad, y subrayando que cada acción, por pequeña que sea, es importante, Tapia señaló que el foro mañana “es un evento sostenible y certificado” y “que las emisiones se compensarán con proyectos ambientales, por ejemplo, la plantación de árboles”.

La representante del Gobierno vasco recordó en la antesala de la COP26 de Glasgow que “las regiones y entidades locales adoptamos más del 80% de las medidas de mitigación y adaptación del cambio climático. Euskadi es una de las regiones europeas más activas en la transición climática”.

The Climate Group, una de las redes internacionales más importantes en materia de acción climática sitúa a Euskadi como una de las 18 regiones del mundo líderes en ambición climática. Para la consejera “lograr una Euskadi neutra en carbono para 2050 es un compromiso compartido” y para ello “resulta fundamental transitar hacia las energías renovables dando un salto cualitativo en eólica o en comunidades energéticas para producción de fotovoltaica. También la apuesta por la I+D para el desarrollo de nuevos vectores energéticos, como el hidrógeno verde”.

Por parte de la Diputación de Gipuzkoa, Asensio recordó el lema, “Aire saludable, planeta saludable” y el informe de Naturklima que confirmaba que el tráfico es uno de los mayores focos de contaminación del aire. Asímismo, advertía que en los próximos 30 años más de la mitad de los guipuzcoanos y guipuzcoanas sufrirán impactos severos debidos al calentamiento global.“En este contexto, -destacó el diputado- no podemos permitirnos el lujo de que nuestras políticas climáticas tengan un carácter sectorial o parcial. La transición ecológica y el pacto social verde necesario para ponerla en marcha debe estar en el centro de nuestra agenda”.

El alcalde de Donostia-San Sebastián, Eneko Goia, dijo que Donostia tiene “trazada su hoja de ruta” con el Plan Klima 2050, que establece las actuaciones, prioridades y criterios que guiarán la actuación municipal en la lucha contra el cambio climático. Este plan recoge la reducción de emisiones y las actuaciones en zonas inundables, en la línea de costa por el impacto marítimo o la intervención en la trama urbana para generar nuevos espacios verdes. Del mismo modo, Goia remarcó que el Ayuntamiento está trabajando intensamente en el diseño de un esquema de transporte público y privado que contribuya a un balance de la huella de carbono menor. Donostia es, dijo Goia, un laboratorio urbano en el que se están implementando ya medidas como el refuerzo del servicio de bicicleta pública o la mejora en el servicio del Topo, y se van a seguir adoptando soluciones novedosas como la mejora en el aislamiento térmico de edificios o la electrificación de la flota de autobuses urbanos, que permitan avanzar en el marco de la estrategia global Basque Green Deal.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

El precio del gas empieza a ralentizar su subida en Europa

Noticia Siguiente

El Gobierno impulsa la creación del primer ecosistema de computación cuántica del sur de Europa

Noticias Relacionadas