36º CONGRESO AECOC DE GRAN CONSUMO

Metro AG reivindica el papel de la digitalización en la recuperación del sector de la restauración

El CEO de Metro AG, Rafael Gasset, cerró la primera jornada del 36º Congreso AECOC de Gran Consumo reivindicando el papel de la digitalización para la recuperación del sector hostelero. Gasset proyectó que “la restauración del futuro será más digital” y, para ilustrarlo, apuntó a las cifras logradas por las iniciativas en e-commerce impulsadas por parte de la multinacional proveedora de la hostelería, que actualmente gestiona una media de 220.000 pedidos online a la semana en 20 países.

La compañía, que opera en España bajo la marca Makro, también ha impulsado la creación de más de 200.000 sitios web para restaurantes, que han generado 2,8 millones de reservas, y su marketplace, disponible en España y Alemania, cuenta hoy con más de 500.000 productos.

Sobre el peso del mercado nacional en el negocio de Metro AG, Gasset aseguró que “España es el mercado más importante para el grupo, ya que es donde la hostelería tiene más peso” y valoró en 30.000 millones de euros el volumen de negocio potencial en el estado.

Gasset destacó que en los próximos años “seguirá el potenciamiento de los productos locales y de alta calidad”, así como el crecimiento del e-commerce y de la digitalización de los servicios de hostelería.

El directivo de Metro AG, que está presente en 34 países y factura 25.700 millones de euros, consideró que la pandemia ha dejado aprendizajes para las empresas, como “no comprometer el ADN, que en el caso de la hostelería es preservar la calidad del producto y su disponibilidad, apoyarse en la digitalización y mantener la importancia de las relaciones entre las personas”.

En su intervención durante el 36º Congreso AECOC de Gran Consumo, el cofundador de Ametller Origen, Josep Ametller, puso en valor el desarrollo de la compañía desde su fundación. “Siempre hemos crecido a un ritmo del 20% anual; cada vez cuesta más mantener este ritmo, pero estamos empeñados en conseguirlo”. Actualmente el distribuidor tiene una facturación anual de 370 millones de euros.

Uno de los ejes clave en el proceso de expansión de la compañía será el nuevo agroparque alimentario, que tendrá un espacio de 258 hectáreas y dará empleo a más de 1000 personas. “Crearemos el primer distrito industrial de energía positiva, que supone consumir menos energía de la que generamos y emitir menos CO2 del que eliminaremos a través de nuestra actividad”.

Ametller aseguró que España tiene el potencial para equipararse a zonas punteras económicamente como California, pero “estamos muy por detrás en agricultura tecnificada”. En este sentido, el empresario denunció que “parece que es más cool tener ingenieros informáticos que ingenieros agroalimentarios”.

En relación a los planes futuros de la compañía, Ametller destacó la voluntad de la empresa de crecer en la venta de sus productos a otros crecimientos y ha sido prudente a la hora de valorar el potencial del mercado de las proteínas vegetales. “Es cierto que en nuestras tiendas vendemos más bebida vegetal que leche de vaca, pero nuestro cliente es diferente; es un mercado de 90 millones de euros, por lo que aún es pequeño”, subrayó.


Total
0
Shares
Noticia Anterior

Los fabricantes alimentarios apuestan por reforzar innovación y eficiencia para combatir la actual inflación

Noticia Siguiente

UNESID convoca un seminario sobre las implicaciones del hidrógeno para la siderurgia

Noticias Relacionadas