PROGRAMAS ELECTORALES

La industria pone en la misma sintonía a los candidatos de las autonómicas madrileñas

Tres de los principales candidatos que concurren a los comicios regionales madrileños, Isabel Díaz Ayuso, Ángel Gabilondo y Edmundo Bal, contestaron a las mismas preguntas que industry TALKS les planteó sobre temas estrechamente vinculados con la industria como son la digitalización, la sostenibilidad o la aplicación de los fondos europeos destinados a la recuperación económica.

A pesar de sus diferencias ideológicas, un breve análisis de las respuestas emitidas por cada uno de ellos conduce a la conclusión de que son más las coincidencias que las diferencias las que suscita entre ellos este sector productivo.

Todos ellos coincidieron, por ejemplo, en subrayar que uno de sus objetivos primordiales pasa por el fomento de las mejoras destinadas a las pequeñas y medianas empresas. Así, la candidata del PP subraya cuando se la inquiere sobre el presupuesto regional:  “El apoyo económico a las pymes y autónomos afectados por la crisis es fundamental, en la medida que siguen enfrentándose a problemas de liquidez que, en algunos casos, podrían desembocar en problemas de solvencia”. Su contrincante del PSOE también subrayó que las pymes pueden ser muy beneficiadas de “las ayudas a la digitalización del sector privado”. Y finalmente el representante de Ciudadanos dice lo siguiente: “Otro pilar no menos importante es el aumento de la productividad de nuestras pymes que pasa, por ejemplo, por eliminar las trabas para que puedan crecer en tamaño o el reto mayúsculo de absorber más conocimiento, para el cuál debemos apostar por la colaboración público-privada en I+D+i”.

Ninguno de ellos, sin embargo, se aventuró a decir si creará o no una Consejería exclusivamente dedicada a la Industria: “Es pronto todavía para hablar de la estructura concreta del futuro Gobierno regional” (Gabilondo). “Primero estamos trabajando para ganar las próximas elecciones y después ya nos pondremos con la nueva estructura (Ayuso). “Cuando diseñemos la organización del Ejecutivo, porque tenemos la ambición de ser de nuevo decisivos para la gobernabilidad, evaluaremos cómo sacar el mejor partido a la transferencia del conocimiento de los centros de investigación” (Bal).

Los tres incidieron no sólo en la posibilidad, sino en la necesidad, de potenciar la colaboración entre el entorno educativo y la industria. La presidenta de la Comunidad de Madrid subrayó que La adaptación de los sistemas de educación superior y formación profesional será imprescindible para promover una industria más digital, más automatizada y adaptada a los avances en materia de inteligencia artificial. Gabilondo, por su parte, manifestó que “es algo obligado” reforzar ese vínculo, porque “necesitamos trabajadores bien formados” y “ahí la Formación Profesional es clave”. Bal puso el acento en “seguir cerrando la brecha entre la oferta formativa y las necesidades del sector”, en “seguir mejorando la Formación Profesional, potenciando y democratizando el acceso a la Formación Profesional Dual y FP técnicas”.

Díaz, Gabilondo y Bal también consideraron que la sostenibilidad es un pilar de la industria. La primera indicó que “uno de los grandes retos es la modernización del modelo productivo actual aprovechando los recursos naturales de forma más sostenible y eficiente”; el segundo fue muy claro: “No hay política industrial que no pase por la sostenibilidad”. Y el tercero remachó la idea: La sostenibilidad “es fundamental para completar con éxito la transformación digital y ecológica de nuestro sistema productivo. La industria formará parte de la solución. No habrá transición digital y ecológica sin contar con la industria”.

En cuanto a energías renovables y eficientes, los aspirantes del PP, PSOE y Ciudadanos tienen mensajes similares. Bal desveló que, antes de que se convocaran elecciones y se rompiera la coalición de Gobierno, ya habían consolidado una versión avanzada del anteproyecto de Ley sobre Sostenibilidad Energética con más de 50 artículos que promovían la generación de energías renovables, la eliminación de trabas para promover el autoconsumo energético y la mejora de la eficiencia energética. Gabilondo declaró que la energía es una de sus “líneas estratégicas. Madrid necesita una estrategia energética” y apunta a la penetración de energías renovables en el mercado hasta que alcance el 40% del total en 2035 y alcanzar la neutralidad climática en 2050. Díaz Ayuso también manifestó que el aspecto energético es “no de los aspectos más relevantes en relación a la competitividad industrial”. “Tenemos que desarrollar políticas energéticas que promuevan primero la eficiencia y después el desarrollo de las energías renovables en unos momentos de cambio estructural”, destacó.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

Edmundo Bal: “Debemos apostar por la colaboración público-privada en I+D+i”

Noticia Siguiente

Francisco Herrero: “Necesitamos potenciar a la industria auxiliar para tener un sector fuerte y consolidado”

Noticias Relacionadas