TRIBUNA

Blockchain y la trazabilidad en la Industria 4.0

Redacción

Oscar Lage Serrano
Responsable de Ciberseguridad & Blockchain Tecnalia Research & Innovation

La industria 4.0 es uno de los sectores que está analizando los beneficios de la tecnología blockchain en casos de trazabilidad, especialmente en el ámbito de la trazabilidad de cadenas de suministro como automoción o aeronáutica que son realmente complejas y en donde ya parten de una ventaja fundamental para su implantación, la serialización única de muchos de sus componentes.

No es por tanto casualidad que Daimler o Airbus se incorporaran ya en 2017 a la iniciativa Hyperledger de Linux Foundation. El propio Thierry Chevalier justificaba esta incorporación como parte de la estrategia de Airbus en este ámbito. A su vez actores como BMW, Ford, Honda o General Motors, entre otros, lanzaron en 2018 la alianza MOBI (Mobility Open Blockchain Initiative) para experimentar diferentes usos en el ámbito de la automoción entre los que se encuentra, como no podía ser de otra forma, la trazabilidad.

Los principales actores del sector coinciden en que la trazabilidad de bienes industriales a lo largo de toda la cadena de suministro, incluso incluyendo el propio ciclo de vida del producto final, es una de las aplicaciones que se esperan tengan un mayor impacto en el corto/medio plazo de la industria.

Todos los participantes de una cadena de suministro industrial anhelan tener visibilidad del destino y uso de sus componentes. Precisamente porque con base en dicha información podrán analizar el impacto de cualquier pequeño cambio de diseño/composición de su producto, evitar fraudes en la certificación de origen de materias primas e incluso anticiparse a cambios en los hábitos/tendencias de consumo.

Además, la sincronización perfecta de datos que ofrece blockchain les permite evitar a cada uno de los participantes de la cadena de suministro el digitalizar o introducir manualmente el detalle de los productos/componentes adquiridos, pudiendo incluso automatizar mediante Smart Contracts las reclamaciones y garantías, sin necesidad de papeleos y costosos trámites burocráticos.

Realmente la necesidad de mejorar el flujo y calidad de información de la cadena de suministro es un problema en el que se lleva años trabajando, y al que han querido dar respuesta los grandes players industriales en diferentes ocasiones.

En la última década las grandes industrias han construido sistemas de trazabilidad basados en arquitecturas tradicionales (centralizadas) y las han puesto a disposición de toda su cadena de suministro sectorial. No obstante, estos sistemas no han tenido una gran aceptación y los únicos que siguen existiendo son los vinculados con ciertas normativas o certificaciones de obligado cumplimiento.

El problema de los planteamientos anteriores es que era el propio “gigante” de la cadena de suministro el que ofrecía su sistema y se encargaba de custodiar el repositorio común de información para toda la cadena de suministro. Esto creaba grandes reticencias ya que, aunque se implantaran políticas de visibilidad del dato industrial (para que sólo los usuarios/empresas acordadas pudieran consumir cierta información) nos encontramos con un “semidiós” que por la arquitectura del sistema podría tener visibilidad y explotar la información de toda la cadena de valor. Además, alojando la información en un sistema tradicional en el que es muy complicado garantizar la soberanía y protección del dato industrial.

Efectivamente la única opción para realizar un sistema similar con tecnologías tradicionales es crear un intermediario (clearing house) en la cadena de suministro/valor, esto se ha realizado en dominios como el de la alimentación por cuestiones de seguridad alimentaria y es el único ámbito en el que la trazabilidad es plena (aunque los actores sólo remiten información y generalmente no pueden consultar/explotar dicha información).

Blockchain permite eliminar dichas barreras haciendo realidad todas las ventajas que presentábamos al principio del artículo mediante una arquitectura distribuida en la que no existe un “aglutinador” de los contenidos. Además, asegurando por “contrato” y criptografía la visibilidad y uso de los datos (garantizando la soberanía del dato industrial) y sobre todo haciendo igual a todos los partícipes de la red.

Por último, una cuestión importante en estos proyectos es maximizar y automatizar al máximo la captura de información/datos, es por ello que en proyectos industriales se está planteando que el IIoT (Industrial Internet of Things) sea el origen de la mayoría de los datos que se vuelquen en la cadena de trazabilidad. Es más, que esta información sea firmada mediante Hardware criptográfico en dichos dispositivos IIoT, con lo que la confiabilidad del dato sería extraordinaria.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

La producción industrial en España crece al ritmo récord del 50,3% en abril

Noticia Siguiente

Camaleonic Analytics crea un sistema de IA para medir en tiempo real el impacto de la publicidad en eventos deportivos

Noticias Relacionadas