METALMADRID 2021

Marc Vidal, analista y consultor: “El desafío hoy es la transformación digital, no la digitalización”

En el marco de la feria MetalMadrid, Marc Vidal, consultor, analista económico y divulgador tecnológico sacudió a un concurrido auditorio en su intervención bajo el título ‘¿Llegas a tiempo al futuro?’ y en la que hizo hincapié en qué consiste la llamada cuarta revolución industrial, la peligrosa baja tasa de “Komplejidad” económica en España y en el que el “desafío hoy es la transformación digital, no la digitalización”.

Vidal expuso cómo vivimos en un momento de innovación exponencial, ya que en los últimos 100 años el ser humano ha innovado tanto como en los anteriores 100.000 y en la última década, más que todo lo que lleva el ser humano sobre la faz de la Tierra.

“Estamos en la cuarta revolución industrial”, explica el divulgador tecnológico, “que tiene que ver con la automatización, la robótica, la inteligencia artificial, la digitalización”. Sin embargo, “ser humano no vive las revoluciones industriales como si fueran una revolución, sino como una crisis, porque entendemos que las nuevas tecnologías sustituyen a las personas”, reflexionó.

Un claro y reciente ejemplo es la crisis financiera de 2008 a 2013, que en ningún momento fue identificada como el inicio de la cuarta revolución tecnológica. Por el contrario, lo que estábamos viviendo era un cambio tecnológico y para mostrarlo, hay que recordar que un aparato, el smartphone, ha sustituido a muchísimos otros aparatos y lo hace desde un momento determinado. “Lo interesante”, destacó Vidal, “es que todos los aparatos sustituidos necesitaban a mucha gente, mucho dinero, cadena de distribución… Esa gente y ese dinero desaparecieron, pero la realidad es que hay muchos millones de puestos de trabajo ligados a cada icono dentro del smartphone de los que había ligados a los aparatos sustituidos”.

Con todo, cuando ya lo habíamos entendido, el siglo XXI apareció en nuestra vida en marzo de 2020 con la pandemia: llevábamos 20 años del siglo XXI viviendo como en el siglo XX, “no habíamos cambiado nada con toda la tecnología disponible. De repente entramos en el siglo XXI y no sólo por el teletrabajo, sino fundamentalmente por el cambio de un contrato social al que llamamos empleo”, subrayó el conferenciante.

Esto ha provocado que muchos de los cambios que estaban previstos que sucedieran en diez años han pasado en a penas cinco meses y todo lo que va a suceder en los próximos meses repercutirá de forma notable en el resto de la década: aquellas decisiones que se tomen ahora sobre qué tecnología se va a utilizar y cómo se va a utilizar quedará afectado para toda la década.

Komplejidad económica

De la crisis de 2020 hablan de que saldremos en forma de V, W… Pero Vidal plantea que saldremos en forma de K. Después de la caída vertical hay dos formas de recuperarse, una es con la diagonal baja de la K: empresas que no estén en sectores eficientes, que no utilicen tecnología adecuadamente y no abracen esta cuarta revolución industrial. En la parte diagonal superior, están empresas eficientes, que abracen la tecnología.

Lo más importante es la K de la ‘Komplejidad económica’, una tasa que mide la capacidad que tiene una economía de sustituir a sus empleados. En España la “tasa de Komplejidad” es muy baja, no así en Alemania. Cuanta más alta sea la “Komplejidad” económica, más cortas son las crisis.

Se sigue hablando de que la robotización, automatización… lleva a la gente al paro y “esto no es cierto”, afirmó tajante Marc Vidal. El país con más robots per cápita del mundo es Corea del Sur y tiene pleno empleo, en el caso de Europa es Alemania y tiene pleno empleo. El país con menos robots de Europa es Grecia.

Y es que lo que va ligada a la robotización “es la eficiencia, la eficiencia genera productividad y la productividad genera empleo, pero lo genera en otro lugar, no donde estaba antes y para eso hay que tener estrategias, no táctica. Y ante esta situación nos encontramos regulaciones, formulaciones… que nos impiden aplicar bien esa tecnología o poder abrazarla de forma contundente”, añadió.

La pregunta, según el ponente, es ¿llegamos a tiempo a ese cambio que se está abalanzando hacia nosotros? En los últimos tiempos se escucha constantemente es “incertidumbre” y normalmente se define como algo negativo y, realmente, es lo que nos ha sacado en muchas ocasiones de una zona en la que estábamos tranquilos. Para gestionar la incertidumbre necesitamos herramientas: la flexibilidad gracias a la tecnología, tener capacidad y aprender de equivocarnos. Y ese coste de equivocarnos hoy puede ser muy bajo gracias, por ejemplo, a la inteligencia artificial, gemelos digitales, fórmulas predictivas que nos permiten equivocarnos antes de equivocarnos.

En definitiva, “el desafío hoy es la transformación digital, que no digitalización”. La digitalización sería comprar tecnología, sin embargo, la transformación digital comprende que esa tecnología cambie la relación con los clientes, cambie la automatización de los procesos, cambie los modelos de negocio y genere unas habilidades nuevas que tendremos que aplicar nosotros para gestionarlo. Siempre con el punto de vista de que toda actividad tendrá que ser sostenible.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

ACOGEN: “Los cogeneradores estamos por fin a las puertas de un nuevo ciclo inversor”

Noticia Siguiente

España incrementa la dotación al CERN en 12 millones de euros para proyectos de investigación

Noticias Relacionadas