DESCARBONIZACIÓN

La Consejería de Industria cántabra anuncia un programa de ayudas para la instalación de energías térmicas renovables por 1,7 millones de euros

La Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio de Cantabria prepara un programa de ayudas para la implantación de instalaciones de energías renovables térmicas en diferentes sectores de la economía, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El programa prevé un presupuesto de 1.694.415 euros.

El programa está orientado a fomentar las fuentes de energía renovable térmicas en sectores productivos como el industrial, el agropecuario, el de servicios y también en establecimientos e infraestructuras del sector público. El objetivo de estas ayudas, además de contribuir a la descarbonización de la economía, es que las empresas consoliden su competitividad en el mercado, recordando el carácter de complemento que tienen, ya que su consejería ha puesto en marcha varias convocatorias fomentando otros tipos de energías renovables.

Las ayudas a las energías térmicas, que se publicarán próximamente en el Boletín Oficial de Cantabria, contemplarán subvenciones hasta el 70% de los costes en el sector público y hasta el 45% en el caso de pequeñas empresas, y en ambos ámbitos se incrementará en un 5% en zonas de reto demográfico: municipios de hasta 5.000 habitantes y municipios no urbanos de hasta 20.000 habitantes con núcleos de población de menos de 5.000 habitantes.

La futura normativa de la Consejería de Industria se ejecutará a través de dos programas de incentivos. El primero, dirigido a sectores de la economía, y el segundo, al sector público, y permitirán la puesta en marcha de instalaciones de energía solar térmica, geotermia, energía ambiente (aerotermia e hidrotermia), biomasa o microrredes de calor y frío de menos de 1 MW de potencia.

Entre las actuaciones subvencionables se encuentran aplicaciones para la producción de frío y/o calor en edificios (agua caliente sanitaria y climatización) o en procesos industriales (limpieza, secado, baños térmicos para tratamiento de superficies, servicios de lavandería, lavado de vehículos, pasteurización y conservación de productos perecederos, climatización de naves de uso industrial, ganado e invernaderos, etcétera).

Entre los costes subvencionables se incluyen, entre otros, la inversión en equipos y materiales, los costes de ejecución de las obras o los sistemas de control y monitorización tanto de la producción como de la demanda de energía térmica, así como obras civiles necesarias para la ejecución de los proyectos.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

El Gobierno publica la norma que rige las ayudas del PERTE del vehículo eléctrico y conectado

Noticia Siguiente

Energía hidroeléctrica y nuclear deben desligarse del gas para afrontar la excepcional alza de precios de la energía

Noticias Relacionadas