PRESIDENTE

Entrevista: Jesús María Iriondo, Tekniker: “La empresa nacional ha sabido coger la ola de la ciberseguridad y podemos tener una oferta muy competitiva”

Tekniker es un referente en investigación tecnológica e industrial no solo a escala nacional sino también internacional. Es una fundación vinculada a la Escuela de Armería de Éibar, pionera en Formación Profesional y asentada en esa localidad guipuzocana desde principios del siglo XX. El proyecto de Tekniker lo puso en marcha en 1981 el visionario Iñaki Goenaga, quien trabajó para la Escuela y fue protagonista indiscutible de la transformación del tejido empresarial vasco. Jesús María Iriondo es el presidente de Tekniker.

¿Qué significa Tekniker en el tejido industrial español?

Tekniker, que acaba de cumplir 40 años, es un centro tecnológico ubicado en Éibar y orientado a la investigación aplicada para dar soluciones a las empresas industriales y cuya misión es aportar crecimiento y bienestar a través de la I+D+i al conjunto de la sociedad, contribuyendo de manera sostenible a la competitividad del tejido empresarial. Las áreas de investigación se focalizan en fabricación avanzada, ingeniería de superficies, TEIC e ingeniería de producto, impactando en sectores industriales como aeronáutica y espacio, automoción, máquina-herramienta, biomedicina, energías renovables, industria de la ciencia, salud y tecnología social e infraestructuras.

Tekniker cuenta con 291 investigadores, ha participado en la creación de 33 start-ups y ha desarrollado 231 patentes. Los ingresos los orientamos de forma estratégica balanceando el presente tecnológico con los retos de futuro, distribuyendo 50% en transferencia tecnológica y 50% en generación de conocimiento.

Cuenta con un patronato compuesto por un 60% de patronos empresariales y un 40% de patronos institucionales, con una amplia visión de sectores y tecnologías en el mercado.

¿Cómo ve la evolución y el futuro de los centros tecnológicos como Tekniker?

La I+D+i en las empresas debe ser parte de su estrategia troncal que les permita ser competitivos en un contexto internacional cada vez más tecnificado y donde los periodos de innovación radical se suceden con mayor frecuencia. Estar al día en lo tecnológico requiere un gran esfuerzo multidisciplinar y por tal razón, centros tecnológicos como Tekniker se postulan como un instrumento tecnológico estratégico que acompaña y ayuda a las empresas en la dura tarea de estar presente de forma competitiva en el mercado. Observamos una importante evolución en las pymes, en cuanto a la aplicación de políticas de I+D+i, lo cual está impactando de forma positiva en la actividad y en la planificación estratégica de Tekniker.

Ustedes forman parte del BRTA. ¿Son partidarios de alianzas más grandes a nivel europeo?

Tekniker es miembro del Basque Reseach and Technology Alliance (BRTA), la alianza pretende fomentar la coordinación de los centros tecnológicos miembros, alinear y compatibilizar sus actividades, reforzar las condiciones para generar y transmitir conocimiento científico-tecnológico de excelencia a las empresas. Por lo tanto, son estas las líneas principales que determinarán la evolución de la alianza, sin pretender a priori crecimientos programados. En cualquier caso, soy partidario de alianzas de tamaño pequeño y agiles, con un alto nivel de especialización y una gestión eficaz que posibilite desarrollar acuerdos estrechos con otras alianzas en el contexto internacional creando redes de conocimiento distribuido, multitecnológico y multisectorial.

Uno de los compromisos de Tekniker es dar voz a la I+D+i. ¿Qué están haciendo en ese sentido? ¿Cómo se puede fomentar más la innovación? ¿Con más ventajas fiscales?

Ciertamente, resulta vital que las empresas conozcan las capacidades de Tekniker. En el modelo operativo actual de Tekniker, el 50% de los ingresos provienen de la transferencia tecnológica a las empresas y bajo esta perspectiva, cumplimos con el objetivo pautado en nuestros planes de gestión y estratégicos, evidenciando la cercanía con las empresas. La actividad de comunicación es muy intensa con objeto de contribuir a la socialización de la tecnología avanzada en las empresas y para ello desarrollamos actividades: Información en medios de comunicación, colaboración con centros de emprendimiento y sociedades locales de promoción económica, colaboración con la universidad y centros de formación profesional, asistencia a congresos y ferias, reuniones periódicas con grupos de empresas y reuniones individuales con empresas.

¿Cuál ha sido la fórmula del éxito de Tekniker? ¿Qué lecciones pueden aprender otras comunidades autónomas?

Pese a tener una gran capacidad científico-tecnológica, ciertamente no hemos sabido, al menos hasta el presente, descifrar la fórmula del éxito, en cualquier caso, si miramos la evolución en estos 40 años de vida de Tekniker, observamos 4 rasgos fundamentales que pueden conformar la base del gran nivel alcanzado:

  1. El compromiso del staff investigador con el desarrollo de Tekniker
  2. El decidido apoyo institucional
  3. La cercanía de Tekniker con las empresas, bien sean pequeñas o grandes
  4. El apoyo empresarial.

¿Cuál es el peso de la industria vasca en el conjunto de España?

La industria vasca representa el 24,2% del valor añadido de la Comunidad Autónoma de Euskadi, apreciándose la hegemonía del sector de metalurgia y productos metálicos que representan el 28,3% y el de maquinaria y equipos con el 10,3%.

El 32,2% del Valor Añadido Bruto (VAB), prácticamente un tercio de la producción industrial de Euskadi, en 2019 correspondía a actividades consideradas de nivel tecnológico alto o medio alto, la mayor cifra de los últimos 10 años.

Con relación al conjunto de España, el sector industrial vasco representa el 16% del PIB.

Un aspecto interesante del análisis de la industria es determinar lo atractivo que pueden ser los sectores predominantes de la industria vasca atendiendo a su nivel tecnológico, así como cuál ha sido su evolución más reciente. Según la OCDE, estos últimos años se observa un incremento moderado pero sostenido en las categorías de nivel tecnológico alto y medio alto. El primero, el nivel tecnológico alto, ha pasado de 3,5% en 2010 a 5,1% en 2019, mientras el segundo, el medio alto, para el mismo intervalo de tiempo ha ascendido 1,5 puntos porcentuales. Esta evolución nos tiene que motivar, para no relajarnos y seguir buscando metas mucho más ambiciosas.

¿Qué piden a las administraciones públicas para que las empresas acometan la transformación digital y la sostenibilidad?

Las administraciones públicas han puesto en marcha programas de apoyo para que las empresas puedan abordar la transformación digital y el desarrollo de productos/servicios sostenibles. Los últimos acontecimientos derivados del COVID-19 han acelerado notablemente la instalación y puesta en marcha de esta transformación digital. También, derivado de la cada vez mayor conciencia con la realidad del cambio climático, son muchas las empresas que se han lanzado a la aplicación de medidas de sostenibilidad para sus productos y servicios. El punto débil de estas adaptaciones es llegar eficazmente a ese 95% de empresas españolas que tienen menos de 10 empleados y si bien, pedimos a las administraciones públicas sigan aumentado la partida de ayudas en los próximos años, también sugerimos la adopción de medidas informativas, de gestión y organizativas que permitan de forma sencilla la participación del mayor número de empresas de dichas ayudas.

¿Qué nota pondría a las pymes industriales españolas con respecto a innovación, digitalización y ciberseguridad?

Si observamos la información de la Unión Europea “The Digital Economy and Society Index”, nuestro grado de digitalización en el contexto de los Estados miembro de la Unión Europea, ocupamos la posición 11 de 28; si bien es cierto en los últimos años el grado de avance ha sido superior a la media europea, pudiendo ganar posiciones en los próximos años. En cualquier caso, esta es una carrera de fondo que no permite relajarse.

La Comisión Europea en el marco de la Estrategia Europea 2020 marcó el objetivo para España de alcanzar un nivel de inversión total en I+D del 3% del PIB de la UE, siendo el valor alcanzado del 1,38%. Este dato evidencia lo lejos que estamos de alcanzar las posiciones de cabeza en Europa, lo cual está impactando negativamente en la competitividad de la industria española.

En cuanto a la ciberseguridad, es de resaltar el auge de start-ups en proyectos relacionados a la ciberseguridad y el interés de las empresas por integrar protocolos y aplicaciones de ciberseguridad en sus productos y oferta de servicios. Considero que la empresa nacional ha sabido coger la ola de la ciberseguridad y si sigue trabajando con la intensidad y éxito actuales, podemos tener una oferta en soluciones de ciberseguridad muy competitiva.

¿Participa Tekniker en algún PERTE? ¿Cómo se puede beneficiar de la llegada de los fondos europeos?

Tekniker como colaborador científico-tecnológico al servicio de las empresas, participa en la preparación de varias iniciativas en el marco de los PERTE, observándolo como una oportunidad para potenciar la capitalización tecnológica de las empresas y desarrollar tecnologías y productos de alta intensidad científico-tecnológico que posibilite la mejora de la competitividad empresarial en el contexto internacional y así mismo, valga de revulsivo para crecer en el gasto porcentual en I+D con relación al PIB para acercarnos al valor objetivo del 3%.

Total
0
Shares
Noticia Anterior

Las ventas de vehículos electrificados, híbridos y de gas suben un 38,4% en agosto frente al mismo mes de 2020

Noticia Siguiente

Eladio Cuadrado, FUCHS LUBRICANTES: “El futuro de la industria pertenece a aquellas empresas capaces de empujar los límites”

Noticias Relacionadas