DIRECTOR GENERAL

Entrevista: Ignacio Muñoz, Molecor: “La diversificación de mercados es esencial para tener éxito”

Molecor nació en 2006 con una idea muy clara: crear tuberías de transporte de agua a presión mediante una tecnología disruptiva e innovadora que las hace más flexibles, resistentes y duraderas. Ahora es líder mundial en el sector de la fabricación de tuberías de PVC de Orientación Molecular, tiene fábricas en tres países (España, Paraguay y Sudáfrica) y exporta la tecnología a los cinco continentes. Ignacio Muñoz es su director general desde prácticamente sus inicios.

¿A qué se dedica Molecor? ¿Cuáles son sus líneas de producción?

Molecor es una compañía española especializada en la fabricación de tuberías y accesorios de PVC-O y en el desarrollo de la tecnología de Orientación Molecular. Nacimos en 2006 y desde entonces hemos crecido de forma exponencial y aportado soluciones eficientes e innovadoras para el desarrollo de tecnología para la fabricación de tuberías de PVC Orientado, convirtiéndonos en el actual líder mundial del sector.

Molecor cuenta con dos sedes en la provincia de Madrid. En Getafe se encuentran las instalaciones dedicadas a I+D, centro en el que se desarrollan nuevos sistemas, cada vez más eficientes, para la fabricación de productos de PVC-O para el transporte de agua a presión. El desarrollo de la tecnología para fabricar tuberías de PVC-O de hasta DN1200 mm es uno de los últimos proyectos en los que trabaja la compañía junto con el desarrollo de la tecnología para la fabricación de accesorios de PVC-O.

En Loeches se encuentra el centro de producción con 9 líneas de fabricación de tuberías de PVC-O TOM®. Unas instalaciones en las que se producen tuberías de todos los diámetros disponibles, desde DN90 hasta DN1000 mm en presiones desde 12,5 hasta 25 bar, y accesorios ecoFITTOM® de PVC-O desde DN110 hasta DN400 en PN16 bar. Estos productos se fabrican con la tecnología desarrollada en exclusiva por la compañía y se exportan a los cinco continentes. Miles de kilómetros de tuberías TOM® de PVC-O están ya instalados en todo el mundo en redes de abastecimiento, riego, reutilización, redes contra incendios, etc.

¿Qué planes y proyectos contempla MOLECOR para este año y el futuro?

Este año seremos nuevamente los primeros en llegar a un nuevo récord en las tuberías de PVC-Orientado produciendo el diámetro 1200 mm. Y tenemos un área de I+D muy activa con proyectos de CPVC-O, producto más adecuado al sismo, soluciones autoblocantes, etc. Estamos mejorando continuamente todos nuestros procesos productivos a través del análisis avanzado de datos en nuestras tres fábricas.

La sostenibilidad es una de las claves de nuestra estrategia a medio/largo plazo y por ello estamos implantando programas como Operation Clean Sweep, iniciativa mundial y voluntaria de la industria de los plásticos para reducir la pérdida de microplásticos primarios, en cualquiera de sus formas, al medio ambiente. Trabajando en nuestra propia EPD (Environmental Product Declaration) de nuestras tuberías y accesorios y también poniendo en marcha una instalación fotovoltaica en nuestra fábrica de Loeches en formato PPA (Power Purchase Agreement), un acuerdo a largo plazo de compraventa de energía 100% sostenible que no requiere de inversión inicial.

En la parte comercial a parte de continuar con el crecimiento en nuestra fábrica de referencia de Loeches con 2 nuevas líneas y el crecimiento de nuestra planta de Sudáfrica y Paraguay con una línea más de producción en cada una de ellas, tenemos otros dos proyectos de implantación muy avanzados que esperamos poner en marcha antes de final de año: uno en el este de Europa y otro en Latinoamérica.

¿Tienen iniciativas propias para mejorar la gestión de los recursos hídricos?

Nuestra aportación a la mejora de la gestión de los recursos hídricos es poner a disposición del mercado un producto de calidad, durable, sin fugas y ampliando su gama a diámetros y presiones más altos (1200 mm y 20 bares de presión), donde antes no llegaban productos plásticos y la mayoría de las soluciones pasaban por la fundición, acero, hormigón, camisa de chapa. Nuestros productos son reconocidos como la solución más ecológica para el transporte de agua a presión. Pero no solo por la tubería en sí, sino teniendo en cuenta toda su vida útil desde la “cuna a la tumba”. No solo la tubería, sino la instalación de la misma y la explotación de la instalación y la energía necesaria para el bombeo de esa agua. Las tuberías de PVC-Orientado llevan ventajas a toda la cadena de suministro del agua, que se traduce directamente en ahorro económico.

¿Qué inversores están detrás de Molecor?

Molecor la fundamos tres socios de los cuales ya quedamos dos: José Manuel Romero y yo. Comenzamos con aportaciones de amigos y familia y conseguimos ayudas por parte de ENISA (Empresa Nacional de Innovación) y el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) con las que nos pusimos en marcha para validar el prototipo de la tecnología. Tras esos primeros pasos, hemos tenido varias rondas de financiación trayéndonos al punto donde estamos hoy con MCH Private Equity que entró en Molecor el pasado mes de agosto para apoyar nuestro crecimiento y desarrollar juntos un gran proyecto industrial con marcado acento en la tecnología, el uso eficiente del agua y la internacionalización.

¿Cómo valora el hecho de que el agua de California ya cotice en Wall Street? ¿No es ese el primer paso para que una necesidad básica se convierta en una mercancía a nivel mundial?

Es un tema polémico sin duda. Está claro que los inversores intentarán beneficiarse de la escasez del recurso y que esta misma escasez va a cambiar las leyes del mercado; principalmente habrá un mayor aprecio, concienciación y control. No creo que se permita un uso especulativo de este bien, pero en cualquier caso Molecor puede jugar un papel principal en la reducción de coste y uso eficiente del mismo.

Molecor tiene presencia global, con sus tuberías y accesorios, tecnología y fábricas por todo el mundo.

¿Cuál ha sido la evolución de la empresa y en qué mercados tiene presencia?

Molecor nació en 2006 con el objetivo de traer soluciones para el transporte de agua a presión en España y suministrar la tecnología fuera de España. Con la crisis de 2008 nuestro modelo de negocio se vio afectado y forzado a apoyarnos más en la exportación de tecnología y a partir de 2009 que obtuvimos nuestro certificado AENOR también en la exportación de la tubería. Estar fuera de España era una necesidad porque las obras de infraestructuras alcanzaron mínimos históricos en nuestro país y el cierre de fábricas productoras de otras soluciones para el transporte de agua a presión se sucedía constantemente.

Esas circunstancias nos llevaron a suministrar nuestro primer equipamiento de tecnología a Australia, hacer una labor de desarrollo muy tediosa en India que empezó a dar sus frutos en 2017, suministrar tecnología también en Kazajstán, Colombia, Ecuador, Argentina, Canadá, Malasia… unos destinos de lo más diversos y cada uno con su complejidad particular.

Hoy en día podemos decir orgullosos que vendemos tecnología en los países más avanzados del mundo, y competimos en costes con los países “low cost”, como pueden ser China o India.

¿Han contado con el apoyo de las administraciones públicas para mejorar el negocio?

Sí. En nuestros orígenes recibimos un préstamo participativo ENISA y contamos también con el apoyo del CDTI. Fuimos empresa PIPE (Plan de Iniciación a la Promoción Exterior) dentro del ICEX, recibimos fondos FEDER y nos apoyamos en las Oficinas de Comercio Exterior que se encuentran en nuestras embajadas que dan un gran servicio. Desde el punto de vista industrial hemos participado en varios programas Reindus (de Ayudas para Actuaciones de Reindustrialización) y también nuestro proyecto de los accesorios de PVC-Orientado fue galardonado con un Horizonte 2020 de la UE y reconocido con el sello de excelencia “Excelencia, Impacto, Calidad y Eficiencia en la Implementación”.

Desde su experiencia, ¿qué recomendaría a otras industrias que quieren internacionalizarse?

Que no se lo piensen y salgan. Y que usen las herramientas que organismos como ICEX, Cámara de Comercio o la Unión Europea ponen a nuestra disposición. Por supuesto hay que analizar por donde empezar, pero tras un primer análisis comenzar a dar pasos en esa dirección, pasos que siempre deben ser con una visión de largo plazo y no pensar en resultados inmediatos. En estos 15 años una de las cosas que hemos aprendido es que la diversificación de mercados es esencial para el éxito. También descubres que conocimiento y capacidades que en España nos pueden parecer normales y genéricas, en otras partes del mundo tienen un valor muy alto.

¿Cuáles son las claves del éxito de Molecor?

Innovación y especialización. Desde el comienzo de nuestra actividad fuimos una empresa con una idea revolucionaria que validar: una nueva tecnología para dar una solución más eficiente y sostenible para el transporte de agua a presión. Hemos crecido centrados en esta solución disruptiva y escuchando las necesidades que nos transmitía y transmite el mercado. Somos únicos en solución completa de PVC-Orientado. Pero nunca paramos. Siempre estamos avanzando en nuevas soluciones y siempre tenemos en la cabeza una frase: dentro de 4 años no podremos seguir viviendo de lo que hacemos hoy en día… así que hay que buscar otras fuentes de ingresos.

¿Cómo ve el futuro de la industria en España?

Creo que la industria española está ante un reto colosal, y es competir en un mercado muy permeable donde existen grandes potencias. Conseguir volumen y estar siempre en vanguardia de la tecnología y tendencias debe ser una obligación de los directivos, así como tener presencia internacional. No obstante, tengo confianza en la empresa española, porque sabe moverse en la complejidad y las dificultades.

Total
1
Shares
Noticia Anterior

La economía circular, un modelo que ha venido para quedarse

Noticia Siguiente

El Ministerio de Industria convoca los Premios Nacionales de Industria Conectada 4.0

Noticias Relacionadas